Jefe de economistas del FMI: solo dolorosos recortes salariales salvarán al euro

4 de febrero de 2010

3 de febrero de 2010 (LPAC).- El jefe de economistas del Fondo Monetario Internacional (FMI) el neo keynesiano Olivier Blanchard, amigo cercano del asesor económico conductista de Obama, Larry Summers, le pidió a los países débiles de la Unión Europea (UE), los llamados PIIGS, que adopten una política de reducción salarial para salvar al euro.

Un periodista del periódico francés Les Echos le preguntó si la eurozona está perdida, y Blanchard respondió que " una moneda común acarrea más disciplina, aumento en la competencia y elimina problemas relacionados con las tasas de cambio... Hoy, enfrentamos una crisis, y Portugal, España y Grecia tienen serias dificultades. Estas implican ajustes muy dolorosos... Para restablecer su competitividad pudieran requerir que hicieran enormes sacrificios, como las reducciones salariales".

En la edición de septiembre del 2009 de la revista del FMI, Finance and Development, Blanchard ya le había pedido a los gobiernos que recortaran los gastos en los servicios de salud. El efecto positivo de haber rescatado al sistema, escribió, "se puede prolongar si, al mismo tiempo, se toman medidas estructurales para limitar el futuro crecimiento de los programas de prestaciones sociales —ya sea de los crecientes costos en los servicios de salud o de los efectos en los costos de la jubilación de poblaciones que envejecen. La transacción es bastante atractiva. Los cálculos del FMI sugieren que el costo fiscal de los aumentos futuros en los programas de prestaciones sociales es 10 veces mayor que el costo fiscal de la crisis. Así que, incluso un recorte modesto en la tasa de crecimiento en los programas de prestaciones sociales puede comprar suficiente espacio fiscal para que continúen los estímulos".