Día de Acción nacional del LYM

10 de febrero de 2010

9 de febrero de 2010 (LPAC).— El martes 9 de febrero, el Movimiento de Juventudes LaRouchistas (LYM, por sus siglas en inglés) lleva a cabo un Día de Acción nacional, para recabar fondos para Kesha Ragers, quien está en campaña por la nominación del Partido Demócrata para el Congreso de Estados Unidos, en el distrito 22 de Texas. El Día de Acción ocurre 3 semanas antes de la primaria demócrata del 2 de marzo, en la cual Kesha enfrentará a dos oponentes.

Ninguno de ellos tiene la más mínima idea de lo que es necesario para reconstruir a los Estados Unidos. De hecho, los dos están compitiendo para que los demócratas nominen a un perdedor, en vez de nominar a Kesha, de manera de garantizar que quien se desempeña en el cargo actualmente, Pete Olson, republicano a favor del libre mercado, se mantenga en su puesto.

Kesha intenta cambiar eso, movilizando a los votantes no tradicionales a que salgan a votar. Con furia y frustración cada vez mayor a nivel nacional en contra del Presidente Obama, y en contra de los burócratas de ambos partidos, el camino hacia la victoria depende de alcanzar quienes se han hecho "políticos" por su oposición al rescate financiero a Wall Street, la dizque reforma a la atención medica al estilo Hitler de Obama, y más recientemente, por los ataques del gobierno contra el estandarte de la ciencia estadounidense, la NASA, y darles una dirección política.

La candidatura de Kesha es al presente la punta de lanza de una campaña nacional por el juicio político al Presidente Obama, o forzar su renuncia; para restablecer el pleno financiamiento, y un poco más, para un misión seria de la NASA a la Luna y Marte; y para implementar de una vez el Plan LaRouche para reconstruir la economía de Estados Unidos, y poner a nuestra nación en el camino de unirse con Rusia, India y China, en una alianza de las Cuatro Potencias, para reemplazar el actual sistema financiero imperial británico en bancarrota, con un nuevo sistema económico de Bretton Woods, para financiar de inmediato grandes proyectos internacionales de infraestructura.

De esta manera, Rogers está retando a los ciudadanos, para que actúen más allá de los partidos políticos, por el bienestar general de los Estados Unidos. Ella está personalmente movilizando a los demócratas, republicanos e independientes, para que coloquen los intereses de la Nación primero, poniendo énfasis en cada uno de sus eventos y en cada discusión, que ya no hay más excusas para tolerar la dirección traicionera tomada por el títere de la reina, el Presidente Barack Obama. Si quieres ver que nuestra nación sobreviva como una república constitucional, vas a tener que hacer más que dar tu voto a Kesha, vas a tener que unirte al movimiento que ella está liderando, y asegurarte de que esté recibiendo el financiamiento adecuado.

Para lograr esto, los líderes del LYM tomaron la decisión el fin de semana de hacer un Día de Acción, para complementar los esfuerzos de Kesha Rogers y de los miembros del LYM desplegados en Texas, con un Día de Acción a nivel nacional. La honda de choque de una victoria electoral, de un demócrata de LaRouche en Texas es el mejor seguimiento estratégico a la sonora derrota de Obama y sus políticas, dispensada el mes pasado por los votantes de Massachusetts.