Espectáculo itinerante de Ministros españoles en el Titanic británico

10 de febrero de 2010

9 de febrero de 2010 (LPAC).— ¿Recuerdan el chiste del tipo que está parado esperando el ascensor? El ascensor llega. El tipo escucha la voz que dice ¿Bajando?. Entonces entra al ascensor solo para cerciorarse de que el cable está roto.

Pues, un blogger del Financial Times de Londres (Tracey Alloway en Alphaville) escribió con regocijo diabólico el 5 de febrero, que el mercado de "bonos cubiertos" valorado en 2 billones de euros (un fraude en la forma de valores dizque respaldados en "activos") está a punto de estallar, y Europa es el emisor mas grande de esa basura. Luego el 8 de febrero el Financial Times informó que de acuerdo a sus cálculos, los especuladores habían amasado "la mayor posición en corto plazo jamás vista" en contra del euro en la semana previa al 2 de febrero, colocando casi $8,000 millones de dólares en apuestas en contra del euro.

"¿Bajando? ¡Si señor!" La ministro de finanzas de España, Elena Salgado y su segundo, el secretario de Economía José Manuela Campa, viajaron a Londres el lunes para rogarle a los tenedores de los bonos que sigan comprando la deuda española. Salgado se reunió con los editores del Financial Times, mientras Campa hablaba ante 150 "inversionistas" en un almuerzo organizado por el Banco Santander, el Barclay y el Citibank, prometiéndoles con su mejor acento inglés de la escuela de negocios, que el Gobierno de España está preparado para hacer lo que sea necesario (recortar más el presupuesto y las pensiones, acabar con las leyes laborales, etc.) para que ellos estén contentos. Hizo una defensa apasionada del euro, que está ya en proceso de desaparecer, y prometió que "todas las naciones que estamos en el [sistema del] euro, estamos comprometidos con este".

Este es solo el ejemplo mas reciente de lo que los tontos están diciendo mientras todo el sistema se viene abajo.

Mientras tanto, en Madrid, la ya pública quiebra de la deuda inmobiliaria de 325 mil millones de euros, se reconoce como un problema mas grave para los bancos españoles que para los deudores de las hipotecas. El 26 de enero, Santos González, presidente de la Asociación Hipotecaria Española (AHE), le pidió a los acreedores que permitieran sacar de sus libros los activos de los urbanizadores, porque "un sector que no genera lo suficiente para pagar los intereses de su deuda, es un sector que está en bancarrota". Si esas deudas no se eliminan de la contabilidad, se pondrá en duda la solvencia y el avalúo crediticio de los bancos y de la economía española en su conjunto, advirtió.

"Este fingimiento moral es una tontería", comentó Lyndon LaRouche, "en vista de que todo el sistema está acabado. El sistema global se viene abajo".

¿Adivinen cuál es el banco que corre el mayor riesgo en este "crédito inmobiliario"? El Banco Santander, al cual la agencia evaluadora Fitch degradó dos fondos de activos "respaldados" por créditos al consumidor sin garantías.