¿Avanza la dictadura económica? ¡La zona del euro está acabada!

22 de febrero de 2010

por Helga Zepp-LaRouche

La autora es la presidenta del Movimiento de Derechos Civiles Solidaridad (BueSo, por sus siglas en alemán), un partido político alemán. Su artículo se tradujo del alemán y será publicado en el número del 26 de febrero de Executive Intelligence Review.

19 de febrero de 2010.— Alemania corre un peligro existencial, en más de una manera. La prensa francesa informa que la Canciller de Alemania Angela Merkel (del partido CDU), aparentemente por primera vez, en la reunión de la Comunidad Europea (CE) el 11 de febrero en Bruselas, abandonó su resistencia previa al establecimiento de un gobierno económico europeo. Esto quiere decir que en el futuro, el Concejo de Europa, apoyado por 30,000 burócratas verdes de la Comisión de la Unión Europea y por supuesto, un cuerpo que no rinde cuentas a los votantes— se supone que determine la política económica en Alemania. Esta maniobra hacia una dictadura oligárquica, que se anticipaba en el Tratado de Lisboa, de ningún modo en absoluto cambia el hecho de que el sistema financiero y por lo tanto, la misma zona del euro, se está desbaratando en pedazos en todas direcciones, porque España y Gran Bretaña están mucho más quebradas que Grecia.

En segundo lugar, el CDU (Unión Demócrata Cristiana) en el estado Rin-Westfalia Norte (RWN) abiertamente se dirige a hacer una alianza con los Verdes (ambientalistas fundamenalistas) lo cual incluso sin el colapso financiero— llevaría a Alemania, como una nación industrial, mucho más allá de la ruina, y reducirían drásticamente el nivel de vida de la población. Eso, si no lo evitamos.

- La 'tragedia' no es griega -

Es bien probable que el gobierno económico europeo que tienen planeado será elevado al trono de un cadáver. Pues una "Tragedia griega amenaza a los británicos", como escribe el Financial Times Deutscheland, mientras Jim Rogers, co fundador del Quantum Fund, dice, "yo te aconsejaría que vendieras todas las libras esterlinas que puedas tener. Está acabada", y Bill Cross del fondo de inversiones Pimco advirtió contra cualquier inversión en la Gran Bretaña, "porque los bonos del gobierno británico descansan sobre una cama de nitroglicerina".

Las cifras hablan por sí mismas: En enero, el gobierno británico no pudo conseguir préstamos de los mercados financieros, y tenía un déficit presupuestal de 4,300 millones de libras esterlinas en vez de las 2,800 millones de libras esterlinas que esperaban tener de excedente; el ingreso por los impuestos se cayó un 19.8% en comparación al año anterior; la deuda neta creció a 59.9% del PIB (Producto Interno Bruto), y el déficit presupuestal llegó a 12.8%, más alto que en Grecia.

Pero lo peor todavía está por venir para la Gran Bretaña, porque España, con quien la City de Londres está entrelazada, es una bomba financiera mucho más grande que Grecia. El banco Unión de Bancos Suizos (UBS) publicó recientemente un amplio informe de 68 páginas, alertando a sus clientes que los bancos españoles están encubriendo sus pérdidas, en especial en el mercado de las hipotecas y los bienes raíces comerciales. El mercado inmobiliario español, de acuerdo con este banco, está sobrevaluado en un 30%, y la cartera venida, o créditos impagos esta probablemente en una escala de 30% a 40%, que se ha escondido por todo tipo de reestructuraciones.

El Financial Times escribió el 18 de febrero que la gente debería estar más preocupada por España que por Grecia, porque las deudas de España son tan enormes que incluso Alemania y Francia juntas no podrían salvarla. Y el gurú de la moneda única mundial, Robert Mundell, le dijo a Bloomberg que Italia es el problema más grande de la zona del euro.

Mientras inicialmente la prensa trató de centrarse en la relativamente pequeña crisis de Gracia, y la UE desesperadamente trató de convertirla en un sanguinario ejemplo de las políticas de austeridad, así y todo la magnitud de la crisis ya no puede esconderse debajo de una alfombra: de hecho, se trata del colapso de la burbuja de deuda internacional cuyo centro es el Imperio Británico, o sea, el conglomerado de bancos de inversión, fondos especulativos, e instituciones financieras que, desde que reventó la crisis a finales de julio de 2007, han insistido, una y otra vez, en los "paquetes de rescate", a expensas de los contribuyentes de impuestos.

Este conglomerado es "demasiado grande para ser salvado". Porque en el intento de "salvar" a todos los países que están amenazados con la bancarrota —quienes entretanto han mutado de PIIGS[1] a STUPID (España, Turquía, Reino Unido, Portugal, Italia, y Dubai; y tendríamos que agregar toda una serie de otros países)— solo nos llevaría a una política sumamente hiperinflacionaria. Con ese derrame de dinero inorgánico llevaría a tal depreciación de la moneda que tendría consecuencias sociales incalculables para la gente común y corriente, que ya están furiosos por los sustanciosos bonos que les han dado a los banqueros.

Si se ha de evitar el colapso de Alemania y de otros países europeos, entonces se tiene que poner a todo el sistema bancario inmediatamente bajo la normativa de la ley Glass-Steagall, y los instrumentos financieros y las deudas que no puedan ser refinanciados se deben anular de inmediato. El sistema del euro, con sus normas establecidas por el Tratado de Lisboa, debe ser disuelto, y Europa debe regresar a su condición de Estados nacionales soberanos.

Alemania tiene todo el derecho a revocar la dictadura de Europa (Eurodiktat) que le fue impuesto por Margaret Thatcher, Francois Mitterrand, y George Bush, Sr., y, como cualquier país, bajo las leyes internacionales, pueden repudiar un tratado internacional si este es contrario a sus intereses fundamentales. Y se deben tomar pasos inmediatamente para regresar al marco alemán. Las dificultades que tendrá que ser salvadas para poder hacer eso son pan comido, comparado a los problemas que Alemania enfrentaría si fuera el pagador de la bancarrota de la zona del euro.

- Elecciones en Rin-Westfalia Norte -

Hasta las elecciones en mayo en RinWestfalia Norte, la Canciller Merkel y la CDU están por encima de todo, tratando de minimizar el alcance verdadero del desastre, y están por anunciar medidas draconianas de recorte presupuestal justo después de las elecciones pero va ha ser muy difícil llevar esto a cabo, dado que el tiempo se está acabando, y tomando en cuenta la dinámica del colapso. Esta dinámica incluye no solo a los Estados miembros de la zona del euro, sino que nada menos que a las municipalidades de Alemania. El enorme colapso de los ingresos por los impuestos a los negocios locales ha hecho que muchas ciudades y pueblos se encuentren al borde de la ruina, y está forzándolos a cerrar centros de cuidado diario, piscinas, bibliotecas, etc., logros que tomó décadas construir. Y que además significan un enorme recorte a la calidad de vida de los ciudadanos.

Dada esta situación en conjunto, es realmente demasiado como sin ninguna vergüenza el CDU (popularmente identificado con el color negro) en Rin-Westfalia Norten se encamina hacia una alianza con los Verdes. Mientras una gran cantidad de los electores del FDP (Partido Demócrata Libre) entienden ahora que por lo visto no fue tan buena idea votar por el FDP, la señora Merkel le dio al ministro del medio ambiente Norbert Roettgen (CDU) mano libre, con sus declaraciones acerca de dejar tan pronto como sea posible la energía nuclear, allanando el camino para una coalición negra-verde en Rin-Westfalia Norte (RWN).

Un buen consejo para los votantes en Rin-Westfalia Norte sería que, antes de las elecciones, vean claramente lo esto significa, en un estado federal que ya se ha convertido en la principal víctima del cambio de paradigma cultural: La región de RWN fue transformado de una región con gran densidad de industrias e infraestructura ultra moderna, en una zona en la cual las fábricas de acero más modernas fueron cerradas, y hoy, lo que antes eran fábricas son museos, y los casinos, los bancos y las compañías de seguros dominarán la línea del horizonte de las ciudades. En vez de construir el tren de levitación magnética, junto con el CargoCap [2], muchas partes de RWN fueron declaradas Zonas de Emisiones [3], y el congestionamiento de carros en las autopistas se hace cada vez más largo.

Negro-verde: ¡una pesadilla para Rin-Westfalia Norte!

Notas

[1] En la jerga de los banqueros así denomina al grupo de Portugal, Irlanda, Italia, Grecia, y España.

[2] Ver "CargoCap: A New Way To Transport Freight," EIR, 12 de octubre de 2007.

[3] Feinstaubzone. Las Zonas de Emisiones están restringidas a los vehículos que tienen una calcomanía ecologista verde, que significa bajas emisiones de dióxido de carbono.

Links: [1] http://www.larouchepac.com/node/13623#footnote1 [2] http://www.larouchepac.com/node/13623#footnote2 [3] http://www.larouchepac.com/node/13623#footnote3 [4] http://www.larouchepac.com/node/13623#fn1 [5] http://www.larouchepac.com/node/13623#fn2 [6] http://www.larouchepac.com/node/13623#fn3