La guerra cultural financiada por los Rothschild azuza a israelíes vs. palestinos

1 de marzo de 2010

28 de febrero de 2010 (LPAC).- En una reunión especial del gabinete israelí el domingo 21 de febrero, en Hi Tal, las minutas muestran que el primer Ministro israelí Benjamin Netanyahu aprovechó la ocasión para anunciar un Proyecto Heritage (Proyecto Herencia) especial, y le pidió a los miembros del gabinete que le agradecieran a la Fundación Rothschild de Israel por haber puesto el dinero inicial. Netanyahu pasó a anunciar que su gobierno pondrá NIS400 siclos para un Proyecto Herencia Israelí, con el cual los turistas israelíes podrán seguir dos caminos hacia 150 sitios históricos judíos y sionistas restaurados, dándole así cuerpo a la idea de que Israel era un estado para el pueblo judío. Entre los sitios que Netanyahu mencionó están la casa del dirigente sionista Joseph Trumpledor, y el edificio en el Boulevard Rotchschild, en donde David Ben-Gurion anunció por primera vez la existencia del estado de Israel.

No acababa de anunciar el Proyecto Herencia, cuando el movimiento de los asentamientos le pidió a Netanyahu —quien asintió de inmediato— que incluyera la Tumba de los Patriarcas en Hebron y la tumba de Raquel en el Proyecto Herencia. El único problema es que estos dos sitios están en el territorio de la Ribera Occidental bajo el control semiautónomo de la Autoridad Palestina. El 24 de febrero, la prensa israelí destacó con encabezados de ocho columnas los llamados por una nueva Intifada lanzados por palestinos desconocidos ante la perspectiva de que sionistas derechistas desciendan sobre los sitios en la Ribera Occidental, de la misma manera en que la visita del general Ariel Sharon al Templo del Monte en Jerusalén desató la segunda Intifada en septiembre del 2000.

En este momento no se sabe si el Presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Abu Abbas (Abu Mazen) quiere una Intifada, porque no hay nada que le gustaría más a Netanyahu para quitar la presión internacional sobre las concesiones para el inicio de negociaciones serias hacia una solución de dos estados.