Llegaron los Idus de Marzo: En Texas ganó la candidatura demócrata una candidata a favor del enjuiciamiento de Obama

3 de marzo de 2010

3 de marzo de 2010 (LPAC) HOUSTON.— La victoria de la demócrata LaRouchista Kesha Rogers en el 22 Distrito Congresional, es un mensaje inequívoco para la Casa Blanca y sus controladores imperiales británicos: Sus días están contados. La campaña de Kesha golpeó implacablemente sobre un mismo tema, que el Presidente Obama se tiene que ir, que sus ataques a esta nación con su desmantelamiento del programa especial tripulado, sus esfuerzos para imponer una política de salubridad fascista, su rescate sinfín de los estafadores de Wall Street mientras que pide recortes presupuestales que elevarán la tasa de mortalidad entre los pobres, los enfermos, los ancianos y los desempleados, no son aceptables y no serán toleradas.

Los escépticos decían que el enfoque de LaRouche es impráctico, no va a funcionar, que los demócratas nunca apoyaran a alguien que pida el enjuiciamiento del Presidente. Obviamente, los votantes del distrito 22 no están de acuerdo con esos escépticos, ya que Kesha recibió 53% de los votos en contra de sus dos adversarios. Como le dijo anoche Kesha al diario Galveston Daily News, cuando un periodista preguntó si esperaba el apoyo del Partido Demócrata en las elecciones de otoño: "Estoy dirigiendo una guerra en contra del imperio británico. No me preocupa lo que digan o hagan los burócratas del Partido Demócrata".

La arrogancia de esos burócratas, que parece que toman su línea del narcisista en jefe, se hizo evidente en la declaración que emitió anoche uno de sus oponentes perdedores, Doug Blatt, quien tenía el respaldo de los clubes demócratas "oficiales" en el distrito. Blatt escribió:

"Lamento informarles que perdimos.

"La ganadora, Kesha Rogers, ya está diciendo en su portal de Internet que esto significa que los votantes del Distrito 22 quieren enjuiciar al Presidente.

"No puedo creer que la mayoría de la gente que votó por ella sabía que ella quiere hacer eso.

"Si creo que muchos de ellos no hicieron ninguna indagación sobre los candidatos antes de votar".

Se equivoca. Los votantes sabían exactamente lo que hacían cuando le dieron su voto a Rogers. Vieron a Kesha y a su ejército de campaña todos los días. Las fuerzas del Movimiento de Juventudes LaRouchistas (LYM) dominaron las calles, caminaron por las vecindades, llevando un mensaje inflexible a los votantes: Este es tu momento para hacer historia, para quitarle este país a los especuladores globales que están destruyendo todo lo que nos es caro. Después de que enjuiciemos a Obama, vamos a instrumentar el Plan LaRouche, comenzando con la normativa Glass-Steagall a nivel mundial, y el financiamiento total a la misión Luna-Marte, como el motor científico esencial del compromiso mayor para construir la moderna infraestructura que esta nación necesita.

Y los votantes respondieron, demostrando de nuevo que el valor y la imaginación derrotarán al escepticismo inmoral y la capitulación cobarde.

Harley Schlanger, vocero de LaRouche en el Oeste de EUA