La Casa Blanca todavía no termina de comprender lo que significa para ellos la victoria de Rogers

5 de marzo de 2010

5 de marzo de 2010 (LPAC).- Una súbita palidez mortuoria se apoderó hoy de la jocosidad usual en el Cuarto de Conferencias de la Casa Blanca cuando el secretario de prensa de la Casa Blanca, Robert Gibbs, se vio confrontado con la realidad de la victoria de una asociada de LaRouche, Kesha Rogers. Cuando el corresponsal de la EIR, Bill Jones interrumpió la selección usual de favoritismo de Gibbs en su informe de rutina, con el fin de exigirle una respuesta a Gibbs, tanto Gibbs como los otros reporteros fueron tomados por sorpresa por un momento, con esta interrupción indeseada en su show de "realidad virtual". El intercambio con Gibbs fue el siguiente:

Jones: "Robert, en las primarias demócratas..."

"Espérate, déjame..." exclamó Gibbs, tratando de regresar al genio a la botella.

Jones continuó: "En el distrito 22avo en Texas gano una joven afroamericana, Kesha Rogers, quien tenía como su principal punto en su programa el enjuiciamiento político del presidente Obama por haber violado la cláusula de bienestar general de la Constitución, en gran parte por su llamado proyecto de salud. ¿Qué le dice esta victoria al Presidente sobre el estado emocional general de la población hoy con relación a este programa?"

Gibbs: "Yo no puedo interpretar algo sobre los resultados en las primarias en un distrito de Texas sobre el estado emocional del país, excepto saber que el estado emocional general del país es que ellos quieren que los republicanos y los demócratas trabajen juntos para hacer que se haga algo sobre los servicios de salud".

"Y de nuevo, sabemos lo que sucedería si no lo hacemos. La gente está recibiendo cartas de que su seguro de salud subirá en un 40%. Los pequeños empresarios dejan de cubrir el seguro. Los padres de familia están en el teléfono hablando con compañías aseguradoras escuchando a alguien que les dice, 'no vamos a cubrir la enfermedad de su hijo porque nosotros creemos que está basada en una condición preexistente'. Eso es lo que sucede. Esto es lo que sucede si —incluso ahora que estamos tan cerca— no lo hacemos".

Aunque Gibbs trató de mantener las apariencias le tomó uno minutos al desconcertado secretario de prensa volver de nuevo a su papel de espadachín principal de su acosado jefe.