De donde salen las órdenes de Obama: Londres escupe sobre Haití

1 de abril de 2010

1 de abril de 2010 (LPAC) En tanto que muchos gobiernos del mundo enviaron a funcionarios de alto nivel a la Ciudad de Nueva York para participar en la Conferencia de Donantes de Haití, en la sede de las Naciones Unidas, el gobierno británico ni siquiera se molestó en parecer interesado en el asunto y envió a su embajador suplente ante las Naciones Unidos como representante.

El gobierno británico tampoco prometió más fondos para Haití. A la fecha, el Reino Unido ha donado un gran total de 150 millones de libras esterlinas ($224 millones de dólares), y más de la mitad de ese monto, 90 millones de libras, fue aportado por la población británica. El primer funcionario británico que visitó Haití después del terremoto del 12 de enero, fue el subsecretario de Estado para el Desarrollo Internacional, Mike Foster, el 24 de marzo pasado; fue a informar que la ayuda británica a Haití se centra en ayudar a reconstruir sus prisiones.

El Reino Unido estaba demasiado ocupado en planificar como matar africanos, para unirse a la comunidad mundial a ayudar a Haití. El notorio jefe de asesores económicos de Obama, Larry Summers, acompaña al Reino Unido en la campaña genocida contra África.

Ayer, el Primer Ministro británico Gordon Brown, convocó en Londres la reunión inaugural del "Grupo de Finanzas del Clima" de las Naciones Unidas, en donde lanzó el nuevo plan de acción del Reino Unido sobre el cambio climático internacional, y emitió una "guía" al cambio climático en la región africana al sur del Sahara. Junto a Brown en el "Grupo de Finanzas del Clima" están el financiador de la campaña presidencial de Obama en 2008, el narcotraficante George Soros; Nick Stern, el desacreditado suplidor de la patraña genocida del príncipe Felipe, el fraudulento "cambio climático"; y Larry Summers.