Campaña de los candidatos demócratas larouchistas para imponer la enmienda McCain-Cantwell

14 de may de 2010

13 de mayo de 2010 (LPAC) — Luego de una reunión entre Lyndon LaRouche y los coordinadores de las campañas, se decidió que las campañas asumirían plena responsabilidad para imponer la enmienda McCain-Cantwell, con una movilización total a favor de la implementación inmediata de la Glass-Steagall y para sacar a los traidores, comenzando con el títere imperial británico Barack Obama. Para la medianoche del martes, las tres campañas ya habían elaborado una nueva declaración, que plantea el propósito de los candidatos para movilizarse por este objetivo, y transmite las órdenes de marcha, en el sentido de que todo al que le sea posible debe tomar acción inmediata para aplicar una presión intolerable a todos los senadores, para que voten a favor de la enmienda McCain-Cantwell. En caso de que no hayan puesto atención, se les recordará a los senadores de la suerte que tuvo el senador republicano Bennett de Utah, y el de la última víctima por abrazar el plan británico de Obama, el representante demócrata de Virginia Occidental, Allan Mollohan, un veterano de 14 períodos como representante, quien quedó aplastado en las primarias del martes.

Desde la mañana de hoy todas las campañas salieron en masa a cubrir los distritos comerciales y financieros de Boston, Houston y San Francisco. Los primeros informes señalan que han encontrado un gran respaldo a la Glass-Steagall, que ya lo había, y también han conseguido compromisos para actuar. Al conectar el tema de la Glass-Steagall al rescate hiperinflacionario en Europa, y referirlo a la Casa Blanca por comprometer a la Reserva Federal a crear una situación de "Weimar II" [como la hiperinflación en Alemania en 1923 hasta que Hitler tomó el poder] mientras intenta derrotar la Glass-Steagall, se están agitando pasiones reprimidas. Las campañas tienen planes para visitar los distritos donde están los despachos de los senadores de Texas, Massachusetts y California, para exigir que actúen para salvar la nación del ataque mortal de los británicos bastardos. Una llamada al despacho de la senadora de Texas Kay Bailey "rescates" Hutchison provocó una respuesta interesante: "Si, la senadora está recibiendo llamadas, y está muy conciente de la enmienda, y ha hablado con el senador McCain al respecto".