Llamado urgente de Helga Zepp-LaRouche a los patriotas estadounidenses sobre la ley Glass-Steagall (texto)

18 de may de 2010

Mire el video

16 de mayo de 2010

La señora Zepp-LaRouche es presidenta del partido Movimiento de Derechos Civiles Solidaridad en Alemania, y esposa del estadista y economista de EU, Lyndon LaRouche.

HELGA ZEPP-LAROUCHE: Hola. Quiero aprovechar este momento, cuando se debate en el senado de EU la enmienda que han presentado a la ley Dodd los senadores McCain y Cantwell. Espero que comprendan que éste no es solo un asunto para los EU. La reintroducción de la normativa Glass-Steagall en Estados Unidos es probablemente la única esperanza para el resto del mundo, y especialmente para Europa.

Porque Europa ahora se está hundiendo en una catástrofe total, y quienes conocen la historia realmente comprenden los signos de estos tiempos. Porque el experimento del euro ha fracasado por completo, como era claro que iba a ocurrir, porque el euro no fue aprobado por los pueblos de Europa; nunca hubo un referendo en ningún país.

Se impuso el euro por razones geoestratégicas después de la reunificación de Alemania. Porque Margaret Thatcher, en ese momento quería debilitar a Alemania, y lanzó una campaña increíble contra Alemania. Miterrand de Francia básicamente puso como condición para que Francia aceptara la reunificación, que Alemania tenía que abandonar su moneda, el marco alemán. Y el ex presidente Bush, padre, de manera muy conciente quiso imponer el euro, para así contener a Alemania en la estructura de la Unión Europea del Tratado de Maastricht.

Ahora, fue claro desde el principio que esto no podía funcionar, porque no se puede poner a países con poco desarrollo, como Grecia y Portugal, que casi no tienen industria, junto con países altamente industrializados como Alemania, Francia y buena parte de Italia, sin causar exactamente el tipo de problemas que ahora vemos.

Así que este experimento fracasó. El euro no es tan fuerte como el marco alemán; es más, está por hundirse a gran velocidad, y lo que ocurrió este fin de semana del 15 de mayo es que, después del peligro de que la bancarrota del estado griego se extendiera a España, Portugal, Irlanda e Italia, la Unión Europea, el FMI y el Banco Central Europeo rápidamente impusieron un tipo de paquete de rescate "mega-TARP" de $1 billón de dólares. Ahora, esto ya es hiperinflacionario, porque en estos últimos cuatro días, el euro se desplomó, respecto al dólar, de 1.30 a 1.24, y se sigue hundiendo. Pero esto nos trae memorias de lo que ocurrió después de la Primera Guerra Mundial en Versalles.

Acuérdense que a Alemania se le forzó a pagar toda la deuda y las reparaciones de guerra por la Primera Guerra Mundial, a pesar de que, a estas alturas, es muy claro que el papel del imperio británico en manipular todo el tablero de ajedrez de los diferentes países en Europa antes de la Primera Guerra Mundial, fue el verdadero factor principal que contribuyó a la Primera Guerra Mundial. Sin embargo, a Alemania se le forzó a pagar una cantidad enorme, mucho más de lo que la industria alemana podía producir. Así que lo que hizo el Reichsbank en ese momento, fue simplemente imprimir dinero. Y por varios años esto no era visible. Pero luego, en 1923, en la primavera, cuando los franceses ocuparon Renania, y la producción se paró después de una huelga, hubo una explosión de hiperinflación ¡en medio año! Y de la primavera a noviembre de 1923, era totalmente ridículo, y se tenía que pagar un billón de marcos alemanes por un kilo de pan.

Ahora, ésta fue la más brutal explotación, saqueo y robo de los ahorros de toda la vida de la población. Y les puedo asegurar que ahora el pueblo en Alemania en particular realmente teme el regreso de la inflación. Es algo profundo en los huesos del pueblo alemán, de que la hiperinflación destruye tu vida entera. Y luego, desafortunadamente, este rescate hiperinflacionario no es lo único; sino que la Unión Europea planea imponer, para el 20 de mayo, en unos cuantos días, algo llamado "unidad fiscal" --aunque no hay unidad política, así es que no funcionará—y quieren que haya una austeridad brutal y que la Comisión Europea supervise el presupuesto nacional, aun antes de que los parlamentos nacionales puedan ver esos presupuestos.

Ahora, esto no va a funcionar: Ya hay una explosión de fermento de huelga política de masas en Grecia, en Rumania, en Bulgaria. Los sindicatos españoles y portugueses han anunciado que no lo aceptarán. El pueblo en Bélgica marchará este próximo fin de semana. Y los sindicatos griegos ya han dicho que lo que está pasando ahora es el peor ataque a los derechos humanos y el nivel de vida, desde los días de la junta militar.

Ahora, el peligro es exactamente ése: el peligro es que, después de una austeridad en la tradición de Brüening --el canciller a principios de los 1930s, quien instrumentó una austeridad brutal, que creó las condiciones que hicieron posible la toma del poder por parte de Hitler. Ahora el peligro es que eso está ocurriendo de nuevo, quizás no en la forma de Hitler --la historia en ese sentido no se repite de manera exacta-- pero existe el peligro de caos general o de un hundimiento en una era de tinieblas y una catástrofe.

Así que, ya que la Unión Europea ahora toma completamente como modelo al imperio británico, no han aprendido nada de la crisis. Siguen insistiendo en sus planes neoliberales y realmente están destruyendo buena parte de las economías nacionales de los estados miembros. Y mientras exista la camisa de fuerza de Maastricht y Lisboa, no se puede esperar que ningún gobierno europeo haga algo para defender a su propia población, o su nivel de vida, porque no tienen control sobre sus propias monedas o sus propias economías.

Por lo tanto, si hemos de impedir una catástrofe terrible para toda Europa, la única esperanza es que el senado estadounidense aplique la normativa Glass-Steagall, que luego se pueda tomar como ejemplo para introducir una división similar entre la banca de alto riesgo, la banca de inversión, y la banca mercantil que tienen que otorgar crédito para el bien común, que se pueda instrumentar en las naciones europeas también.

Así que, por favor comprendan que tienen una responsabilidad no solo por lo que pasa en Estados Unidos; sino que lo que ustedes hagan, y el tipo de movilización que echen a andar para apoyar le enmienda McCain-Cantwell, decidirá la historia de la humanidad por un largo tiempo en el futuro.