Cierran los servicios de emergencia conforme se aproxima la crisis de desintegración total

6 de julio de 2010

4 de julio de 2010 (LPAC) — Estados Unidos está al borde inminente de una desintegración general. Entre otros factores, debido a los despidos constantes de fuerza policiaca, bomberos y otros trabajadores de emergencia, hasta el punto de que algunas poblaciones han cerrado departamentos de policía o de bomberos completos, lo que vuelve inevitable que algunos incendios o disturbios se vuelvan pronto incontrolables en esos lugares, con consecuencias masivas. Esto no es algo que PUDIERA suceder. A menos que haya un cambio en las políticas actuales, esto VA a suceder y SUCEDERÁ, de una manera auto agravante. A continuación se destaca la destrucción de los servicios de emergencia que ocurrieron solo la semana pasada.

* Stockton, California.- El departamento de bomberos afirmó que el tiempo de respuesta a un incendio habitacional el sábado en la mañana se vio afectado por el hecho de que el 30 de junio se había cerrado una compañía de camiones con escaleras debido a los recortes presupuestales. Esa compañía de camiones en particular le hubiera abastecido las primeras unidades para responder si todavía estuviera operando. El fuego dejó sin hogar a dos familias.

* San Diego, California.- El jefe de bomberos comisionó un estudio por $70,000 dólares sobre cómo mejorar la eficiencia del departamento de bomberos. El estudio se produjo después de un incidente en marzo en el que un hombre de 82 años de edad murió en su hogar debido al fuego. Vivía a unas cuantas cuadras de la estación de bomberos, pero el camión que se necesitaba para extinguir el fuego estaba fuera de servicio. Los recortes presupuestales han puesto fuera de servicio muchos carros de bomberos y el jefe dice que no existen suficientes estaciones para proteger la ciudad, pero que no existe el dinero para hacer cualquiera que sean los cambios que recomiende el estudio que se realiza.

* Passaic, Nueva Jersey.- El viernes despidieron a 18 oficiales de la policía, en una disputa entre la ciudad y el sindicato de policía. El alcalde culpa al sindicato por negarse a aceptar su propuesta de un congelamiento salarial.

* San Luis, Colorado.- En un intento por cerrar la brecha presupuestal de $750,000 dólares, el poblado decidió quedarse sin fuerza policiaca, despidiendo el viernes a cuatro oficiales de tiempo completo y al jefe de la policía. El poblado espera poder contar con el Departamento de Policía del Condado Costilla, para que cubran la población.

* Los Angeles, California.- Casi 3 docenas de operadores del 911 [el número de emergencia] llevaron a cabo una ausencia por enfermedad no autorizada el jueves para protestar en contra de los días de asueto sin paga y los recortes salariales. El Departamento de Policía de Los Angeles dijo que en esta ocasión pudieron cubrir esas ausencias, pero el presidente del sindicato de policía advirtió que probablemente los paros por enfermedad van a continuar y extenderse a las cárceles de la ciudad.

* Bay City, Michigan.- Por lo menos un comisionado de la ciudad se opone a un contrato, ratificado por el sindicato el miércoles, acordado entre la ciudad y el sindicato de bomberos debido a que, según dice él, no cubre el 10.8 por ciento en recortes en los costos laborales que busca la ciudad. El comisionado está adoptando una línea dura en contra del sindicato "con el fin de hacer que volvamos a la salud fiscal". La ciudad exigía las concesiones para evitar el despido de cinco bomberos.

* St. Louis, Missouri.- Los bomberos de St. Louis están esperanzados en una subvención federal para compensar los recortes por $2 millones de dólares que acaba de aprobar el Concejo de la Ciudad. El presupuesto incluye el despido de 24 bomberos y el cierre de estaciones de bomberos, a entrar en vigor el 1 de agosto, pero que se ha demorado dependiendo del resultado de la solicitud de subvención. La ciudad ya forzó a los bomberos a aceptar un recorte salarial de $1,600 al año y 112 horas de tiempo pagado.

* Morristown, Nueva Jersey.- El Consejo de la Ciudad aprobó un presupuesto de $37.2 millones de dólares que cerraba una brecha de $4 millones, despidiendo a 12 trabajadores de la ciudad, congelando salarios y ajustes en todos los departamentos. Los departamentos de policía y de bomberos evitaron los despidos con un congelamiento salarial por dos años y una reducción masiva en el tiempo extra.

* Harrisburg, Pensilvania.- El presupuesto estatal reduce a la mitad, la cantidad de dinero que aportaba el estado al departamento de bomberos de la ciudad por la cobertura de los edificios estatales, un millón el año pasado a menos de $500,000 este año. Es posible que si no se restablece ese dinero se produzcan despidos en la ciudad.

* Osceola, Florida.- El departamento de bomberos del Condado Osceola se podría ver forzado a despedir 56 bomberos y cerrar dos estaciones de bomberos si el condado deja de subsidiar sus operaciones, advirtió el 28 de junio el jefe de bomberos. El departamento de bomberos depende de $23 millones de dólares de una cuota para bomberos impuesta a los hogares, negocios, granjas y terrenos baldíos, parte del cual ha venido pagando el condado pero ahora dice que ya no puede cubrir esto, lo que deja un déficit de $2,9 millones. El condado mismo sufre de un déficit de $32 millones en su presupuesto general.

* Weymouth, Massachussets.- El jueves fueron despedidos cinco bomberos, a pesar de las concesiones que hizo el sindicato, incluyendo renunciar a su mesada para uniformes y cierta cantidad de pagos por tiempo extra.

* North Andover, Massachussets. La Asociación de Jefes del Condado de Essex está preocupada por los efectos en la ayuda mutua del despido de 32 bomberos en Lawrence. Dicen que un incendio en Lawrence que solía obtener 20 bomberos como respuesta, ahora pudiera llegar a solo 12-13, así como también los costos crecientes en las poblaciones vecinas que aportan también ayuda mutua.

* Ewing Township, Nueva Jersey.- Veintidós empleados municipales, entre ellos 6 oficiales de policía, están por ser despedidos en el nuevo presupuesto que empezó a regir el 1 de julio, para contribuir a reducir el déficit de $2.5 millones de dólares. También se van a eliminar dos posiciones vacantes en el departamento de policía y se bajaran de rango a dos oficiales.

* Oakdale, California.- La ciudad ha despedido a 4 de sus 25 oficiales de policía para ayudar a cerrar el déficit presupuestal. La ciudad tenía 28 oficiales hace tres años, eliminando a los otros tres por desgaste. La ciudad ha recortado $3.2 millones de dólares de su presupuesto general en los últimos tres años, con medidas tales como apagando la mitad de las luces de las calles en las comunidades residenciales o reduciendo las reparaciones de las calles al mínimo indispensable.