Confrontación en Boston: Conferencia Nacional de Gobernadores en medio de una protesta de policías

10 de julio de 2010

10 de julio de 2010 -- La Reunión Anual 102 de la Asociación Nacional de Gobernadores (ANG) que se realiza en Boston del 9 a 12 de julio, se proyecta como una verdadera confrontación entre la austeridad que está imponiendo Obama, contra el ímpetu que tiene la huelga de masas en todo el país para detener la destrucción de las vidas de la gente las funciones del gobierno. El programa de la reunión de la ANG destaca como hacer los recortes en el presupuesto de los estados, en especial en la atención médica, y culmina el domingo en la mañana con una sesión formal presidida por Alan Simpson y Erskine Bowles, los copresidentes de la Comisión Nacional sobre Responsabilidad Fiscal y Reforma, la comisión que creó Obama mediante una Orden Ejecutiva, luego de que el Congreso se negó a autorizarla, con el propósito expreso de dictar los enormes recortes en los programas sociales del gobierno.

El gobernator nazi, Arnold Schwarzenegger, está programado para dar un discurso sobre este tema, ante los 40 gobernadores que se espera que asistan. Así es como juega el papel que le han asignado los titiriteros que lo eligieron al cargo en 2003, la camarilla de intereses financieros internacionales de Jacob Rothschild, de la red del grupo bancario Inter-Alpha, que procuran la destrucción de Estados Unidos.

Pero como indicador de la revuelta pública que existe en contra de esas maniobras, la policía de Boston anunció por adelantado que van a realizar una manifestación contra esa reunión de gobernadores y su anfitrión, el gobernador demócrata de Massachusetts, Deval Patrick, por plantear esas medidas. El viernes en la noche, la Asociación de Patrulleros de la Policía de Boston (BPPA, por sus siglas en ingles), realizó una manifestación de 1,200 personas frente al evento social en Fenway Park con el que la ANG inauguró su reunión, para protestar contra los recortes que se han impuesto a la policía de Boston, compuesta de 1,600 efectivos, así como a la fuerza de 17,000 efectivos que componen el cuerpo de policía estatal, además de otros trabajadores públicos en todo Massachusetts.

El presidente de la BPPA, Tommy Nee, es también el presidente actual de la Asociación Nacional de Organizaciones de Policía a nivel nacional. Este grupo representa los intereses de más de 240,000 oficiales de policía en Estados Unidos, asociados en 2,000 entidades de seguridad pública, y también representa a 11,000 policías jubilados. Asimismo, Nee es miembro del Consejo Consultivo de Seguridad Nacional.

Los policías forman ahora uno de los contingentes principales entre los miles de trabajadores públicos desempleados de todo tipo, cuyos despidos se vienen instrumentando a nivel nacional. El año pasado, se eliminó un total de 190,000 empleos municipales y estatales. El mes de junio, por ejemplo, se despidió a 10,000 empleados públicos. Para el año fiscal 2010-2011 que acaba de empezar, se contempla el despido de entre 250,000 y 400,000 empleados públicos (de acuerdo a Moody's y otras fuentes). Sin embargo, esas son solo proyecciones lineales; la realidad es que la nación enfrenta un estallido financiero, desintegración física de la economía y caso en el corto plazo, a menos que Obama sea sacado del cargo y se adopten medidas de emergencia del tipo de la ley Glass-Steagall, y esto en el plazo muy corto.

El caso de Massachusetts es emblemático. El 30 de junio, el gobernador Patrick aprobó un presupuesto de $27,6000 millones de dólares, a escasas horas del inicio del nuevo año fiscal. El presupuesto se logró "equilibrar" en el papel mediante recortes de todo tipo. Por ejemplo, el aporte del estado a las ciudades y municipios se recortó por parejo en 4%. El alcalde de Somerville, Joseph Curtatone, tuvo que anunciar en consecuencia que habrá despidos en el personal educativo debido al recorte de esos aportes. "La preocupación es que, entre más se extiendan esos recortes, se tendrán que recortar servicios fundamentales, o en muchos casos se tendrán que eliminar o diezmar", dijo el alcalde.

Los policías están furiosos contra Patrick. "Nos prometió mil agentes más. Lo que no sabíamos es que iban a traer la carta de despido en la mano", declaró el presidente de la BPPA, Tommy Nee, según informa el diario Boston Herald. Los sindicatos están sacando remitidos en los diarios locales este fin de semana. El 1 de junio, la BPPA respaldó al adversario de Patrick en las elecciones para gobernador de este otoño.