Kesha Rogers anuncia el NAWAPA "El TVA del siglo 21"

28 de julio de 2010

27 de julio de 2010 — La candidata demócrata al Congreso por Texas, Kesha Rogers, emitió ayer la primera de lo que será próximamente una serie de declaraciones e iniciativas para emprender el proyecto de la Alianza Hidráulica y Energética de Norteamérica (conocido como NAWAPA, por sus siglas en inglés) como el proyecto decisivo para transformar la biosfera para reconstruir la economía estadounidense, que van a lanzar las tres campañas demócratas larouchistas al Congreso. El destacado economista Lyndon LaRouche ha identificado al NAWAPA como una operación factible que va a crear los cimientos para el desarrollo hemisférico, como el proyecto del Estrecho de Bering y el desarrollo de un sistema ferroviario desde Alaska hasta el Cabo de Hornos.

Dado el impacto positivo inmediato que tendrá tal proyecto sobre el estado de California, que está en quiebra y además le falta agua, Summer Shields va a jugar un papel clave en el impulso de este proyecto, ya que está compitiendo como candidato independiente contra Nancy Pelosi.

En su declaración de hoy, Rogers destacó el impacto inmediato que tendrá la adopción de este proyecto:

"Dado que septiembre es el mes que marca una condición límite económica-física", señala Rogers, "el límite sobre el cual ha advertido el economista Lyndon LaRouche que marca el período de inicio de la hiperinflación global -a menos que salga Obama, y que nuestra banca mercantil sea protegida con las normas de la Glass-Steagall— entonces septiembre debe ser el mes en el que nos comprometamos a construir finalmente el TVA [*] del siglo 21, la Alianza Hidráulica y Energética de Norteamérica (NAWAPA). Luego de que décadas de mentalidad estrecha han llevado a la ruina a nuestra nación, solo tales grandes ideas como el NAWAPA le pueden dar un futuro a nuestros hijos".

"La idea básica consiste en desviar el agua que se pierde al mar desde Alaska y Canadá, hacia un acuífero de tamaño continental, en canales y sistemas de riego, para transformar el Gran Desierto Americano en un fértil granero, y al mismo tiempo proporcionar agua potable a nuestras ciudades y centros industriales. Esto dará empleo necesariamente a millones de trabajos productivos, mantendrá la soberanía nacional y generará cantidades enormes de energía hidroeléctrica y nuclear en el país. Asimismo, forzará necesariamente la cancelación de las medidas ambientalistas de Teddy Roosevelt, las cuales han mantenido al centro de Estados Unidos en el subdesarrollo y a nuestras ciudades de las costas sobrepoblados.

"Una empresa de tal magnitud solo puede pensarse como el paralelo el motor científico que fue la Misión Apolo. Representa el tipo de pensamiento en grande que necesitamos, luego de una década de Presidentes que nos han acondicionado a pensar como subordinados, mientras que aplastan nuestras libertades civiles y nuestros niveles de vida".

[*] Nota: La Comisión del Valle del Tennessee (TVA, por sus siglas en inglés) el gran proyecto hidroeléctrico agroindustrial que lanzó Franklin Roosevelt contra la Gran Depresión.