Movimiento Pro-PLHINO en Sonora, México, denuncia a la WWF

31 de julio de 2010

31 de julio de 2010 — En el momento en que en Estados Unidos hay toda una movilización en torno al llamado de Lyndon LaRouche para implementar de inmediato el proyecto del NAWAPA, contra la política genocida británica que demandan sus agencias como el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), las fuerzas aliadas de LaRouche en México han escalado sus ataques contra la WWF e insisten en la realización del gran proyecto hidráulico para el noroeste de México conocido como PHLINO, íntimamente relacionado con el NAWAPA.

El Movimiento Ciudadano por el Agua emitió una declaración el 29 de julio, donde ataca la decisión adoptada el día anterior por la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) —que dirige el fanático ambientalista y correveidile del WWF, José Luis Luege Tamargo— para autorizar la construcción de un acueducto para canalizar agua desde la presa El Novillo hacia la ciudad de Hermosillo —con el perjuicio de la agricultura en el sur del estado de Sonora— como estrategia de "los poderes financieros que pretenden convertir a Sonora en un campo de experimentación de las políticas privatizadoras del agua y de la destrucción de las capacidades nacionales en la producción de alimentos".

La declaración ataca el plan para entregar los recursos hidráulicos a intereses privados tales como los de Carlos Slim —el hombre más rico del mundo aliado a la WWF— que "operan en México como enclaves de intereses financieros supranacionales que, disfrazados de defensores de la ecología, pretenden apoderarse y controlar los recursos naturales y estratégicos de la nación. Así lo descubre el convenio de colaboración de 100 millones de dólares, realizado el 5 de junio del 2009, entre la SEMANART [Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales del gobierno mexicano], Carlos Slim y el Fondo Mundial para la Defensa de la Vida Silvestre (WWF), organismo internacional que dependen directamente de intereses financieros británicos".

Ante este saqueo británico, la declaración contrapone "el principio constitucional de que el agua es de la nación y está concesionada para el beneficio de toda la población y el desarrollo de la economía nacional". El Movimiento Ciudadano por el Agua ha insistido en que "Sonora tiene que seguir conquistando el desierto... en la lucha por la desalación de agua de mar y mantengamos el impulso a los grandes proyectos de infraestructura... como el Plan Hidráulico del Noroeste (PLHINO)".

Los organizadores Larouchistas en México han destacado desde hace mucho tiempo la urgencia de llevar a cabo el proyecto conjunto entre Estados Unidos, México y Canadá, conocido como Alianza Hidráulica y Energética de Norteamérica (NAWAPA, por sus siglas en inglés), del cual el PLHINO sería el complemento perfecto. El Movimiento Ciudadano por el Agua es una agrupación que aglutina a varios movimientos sociales del estado de Sonora en el noroeste de México, y lo encabezan asociados de LaRouche, que en los últimos meses han organizado manifestaciones públicas en apoyo del PLHINO y la desalación que han congregado a más de 30,000 personas.