LaRouche: El ataque de Obama a Mubarak hará estallar toda la región

2 de febrero de 2011

1 de febrero de 2011 — Lyndon LaRouche usó hoy el lenguaje más duro posible para denunciar la decisión demente del presidente Obama de echar al Presidente egipcio Hosni Mubarak a los lobos. "Si cae Mubarak", advirtió LaRouche, "no hay ningún plan para algún tipo de gobierno que funcione para que lo reemplace. Esto muy bien podría disparar una reacción en cadena que va hacer estallar a toda la región. La desestabilización de Egipto, desatada por la salida del Presidente Mubarak, pronto abarcaría a la mayoría de los estados de África del norte y el Oriente Medio, con efectos que se propagarían hasta Grecia".

En severo contraste con la acción imprudente del Presidente Obama, LaRouche dijo que el Presidente Mubarak "había ya dado algunos pasos importantes para abordar algunos de los problemas y crear las condiciones para un retorno a la estabilidad. Las fuerzas armadas han jugado un papel positivo y decisivo, pero todo depende de que se le de al Presidente Mubarak el espacio suficiente para atravesar esta situación. Si se fuerza la salida del Presidente Mubarak en este momento, no hay garantía que las fuerzas armadas serán capaces de contener la situación. Esta acción del Presidente Obama es locura. Al sacar al Presidente Mubarak en este momento, se desestabiliza a Egipto. La maniobra para sacar al Presidente Mubarak es una acción repugnante e incompetente. Lleva el sello de Obama por todas partes".

En una entrevista en vivo con el canal de televisión rusa en inglés, Russia Today, el 31 de enero, LaRouche definió con claridad los verdaderos parámetros de la crisis y abordó la situación específica de Egipto desde ese punto de vista más amplio:

"Nos hallamos en la fase final de una crisis de desintegración general del actual sistema monetario-financiero internacional, y también del sistema económico-físico, como resultado.

"Lo que viene de los británicos, que controlan un buen 70% de la banca mundial, y lo que sale de Estados Unidos, bajo el actual Presidente, no está haciendo nada para resolver este problema, sino que lo empeora... Egipto no es el culpable aquí. La situación es desesperada por todo el Maghreb, y todo el Oriente Medio: inseguridad, desplome, desintegración económica, ¡ahí hay de todo! Hay una crisis de desintegración en marcha. Luego está la gente que está participando en eso, y hay algunos que son patriotas, y yo creo que en el momento presente, el gobierno egipcio está jugando un papel muy delicado, tratando de aguantar la tormenta, en espera de retornar a algún tipo de estabilidad. El problema que tiene el gobierno egipcio, es que la crisis económica no le da espacio, ni a ninguna otra nación ahora mismo, ni le da opción para estabilizar su situación".

"Pero el Presidente de Estados Unidos, que no es más que un títere británico, con algunos problemas mentales, está empeorando realmente la crisis".

LaRouche emitió esta aguda advertencia sobre Obama antes del anuncio público hoy de que el Presidente había enviado un emisario personal, al ex embajador Frank Wisner, a El Cairo para transmitir un mensaje personal al Presidente Mubarak de que debía anunciar que no va a buscar la reelección en septiembre. El senador demócrata de Massachussets John Kerry, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, transmitió el mismo mensaje, a nombre de Obama, en un artículo editorial del diario New York Times hoy y en una entrevista en Radio Pública Nacional.

"Todo esto es obra de Obama", concluyó LaRouche. "Temo que esto va a causar un desastre innecesario. ¿Va a despertar la gente finalmente y a darse cuenta de que es en serio cuando digo que el Presidente Obama debe ser removido de su cargo, de inmediato, de acuerdo a la Sección 4 de la 25ava Enmienda?"