Diane Sare: Las líneas de batalla están definidas en las audiencias sobre el Informe Angelides

11 de febrero de 2011

11 de febrero de 2011 — La candidata demócrata larouchista por Nueva Jersey, Diane Sare, parte de un equipo de seis candidatos que encabezan la pelea por el retorno a los principios de la ley Glass-Steagall de Franklin Roosevelt —de que primero es el pueblo, y no los bancos— emitió la siguiente declaración:

El 16 de febrero, se librará una batalla en los pasillos del Congreso Federal. Comisiones del Congreso van a escuchar de la Comisión Investigadora sobre la Crisis Financiera, que preside Phil Angelides, sobre las causas de la crisis económica y financiera, en la que, contrario a la meditación narcisista de Obama, todavía estamos metidos. Una medida sobre la validez de los hallazgos de la comisión es la furia que ha provocado en Wall Street y la City de Londres, en donde se escuchan argumentos tan absurdos como que "no puede ser creíble porque hubo personas que disintieron" o "hay demasiada evidencia", o la línea favorita de Barney Frank, de que incluso si no se hubiera abrogado la ley Glass-Steagall no hubiera sucedido nada diferente, una línea que comparte con una gran cantidad de los mentados republicanos conservadores.

Como ha insistido Lyndon LaRouche, y se pude ver en las conclusiones de la investigación, la ciencia económica tiene un principio moral, y ese principio es tan conocible como cualquier otro principio físico en la naturaleza. Lo que es más, la moralidad NO ES, como argumentaría Adam Smith, la búsqueda del placer y evitar el dolor, sino que la moralidad se puede medir mirando hacia el futuro, hacia los resultados proyectados del curso de acción que se haya adoptado. Por lo tanto, como lo atestiguan tanto LaRouche como Angelides, se sabía de la crisis con anticipación, hubo muchas señales de advertencias que se ignoraron, o incluso silenciaron, y lo que es más importante, se pudo haber evitado el sufrimiento indecible, o incluso las muertes de muchos estadounidenses relacionadas a los embargos hipotecarios, cierres de estaciones de policías y bomberos, pérdida de pensiones, etc., y ahora se tienen que revertir.

La razón de porqué es ahora esto un asunto tan urgente es que, ¡no ha cambiado nada de lo que se documenta en el informe como la causa de la crisis! Por lo tanto, hemos llegado al punto en donde cualquier incidente podría desatar un estallido caótico del sistema económico y financiero global. Miren lo que está sucediendo en el norte de África. Los disturbios tienen más que ver con la "relajación cuantitativa" de Bernanke [el presidente de la Reserva Federal que está imprimiendo dinero para darlo a los bancos quebrados que están acaparando los bienes] que causó la hiperinflación en los precios de los alimentos, que con los supuestos problemas políticos que se publicitan en los medios informativos. En Estados Unidos los precios de los alimentos y combustibles se han disparado mientras que Obama y sus copensadores en el partido Republicano están hablando de recortar el seguro social y ya han hecho recortes por $2,5 mil millones de dólares en los subsidios a los combustibles para los pobres en uno de los inviernos más fríos en la historia.

El hecho de que el Informe de la FCIC se base en enfoques científico y razonados para analizar la crisis, respaldado por montañas de evidencia, y de que es una comisión con mandato federal, le da a la población estadounidense el recurso para demandar que el Congreso emprenda acciones inmediatas para ponerle fin al desastre inminente y reinstale de inmediato la Ley Glass-Steagall! Esto es lo que Lyndon LaRouche demandó en su reciente discurso sobre el Estado de la Unión, y esto es por lo que se están movilizando los seis candidatos demócratas larouchistas por todo el país para que se lleve a cabo. Ve a www.LaRouchePAC.com para obtener detalles sobre el informe de la FCIC y para mantenerte informado sobre la batalla que se va a desarrollar esta semana.