Se extienden las revueltas globales en contra de las condiciones insoportables

23 de febrero de 2011

22 de febrero de 2011 — Hay que agregar a la lista de naciones abrumadas por protestas masivas en todo el globo a Marruecos, país del norte de África, en tanto que los gobiernos, cercanos y lejanos, escarban en cualquier parte tratando de asegurar los abastos de alimentos, en particular, antes de que sus naciones también se vean envueltas en lo mismo. Ayer, unas 5,000 personas se apoderaron de las calles de la capital de Marruecos, Rabat, mientras que otros tantos manifestantes salieron a las calles de otras ciudades del país.

Libia continúa siendo el punto explosivo más inmediato, después de que el régimen de Gaddafi le ordenó a las fuerzas armadas que bombardearan desde el aire a los manifestantes. El Comité General para la Defensa emitió una declaración prometiendo limpiar a Libia de los elementos antigubernamentales y calificó a los manifestantes de "pandillas terroristas compuestas principalmente de jóvenes descarriados", movidos por personas que siguen consignas extranjeras y que les dan "pastillas alucinógenas". Hoy tarde, Gaddafi apareció en Trípoli para disipar los rumores de que había huido a Venezuela, pero sus pancartas tamaño natural están mordiendo el polvo por todo Trípoli. Dos de los pilotos que se les ordenó que bombardearan a los manifestantes se negaron a hacerlo y volaron al exilio. Su ministro de Justicia renunció, así como varios de los diplomáticos de más alto nivel, y el equipo completo de Libia ante las Naciones Unidas en Nueva York condenó a Gaddafi. El segundo Representante Permanente, Ibrahim Dabbahi, hizo un llamado a acciones internacionales (una de las acciones que se mencionó fue imponer restricciones de vuelo sobre Trípoli) para proteger a los libios de lo que calificaron de "genocidio".

El gobierno iraquí está tratando a duras penas de contener las protestas recientes por los alimentos en algunas ciudades para que no se conviertan en algo más grande. El Primer Ministro Nouri Al-Maliki anunció la semana pasada que el gobierno pospuso la compra de 18 F-16, para en vez de esto usar el dinero para garantizar el sistema de distribución de alimentos. Más de la mitad de los 29 millones de habitantes de Irak todavía dependen del sistema estatal de racionamiento de los alimentos, que con frecuencia es incapaz de distribuir los cinco alimentos básicos que se supone que provee. Los manifestantes en el sur del país cargaban pancartas la semana pasada con consignas como "Es Ración de Forraje, No ración de comida", y "Estamos sentados en miles de millones de barriles de petróleo, pero no podemos hallar nada que comer".

En el centro de Asia, en donde la mayor parte de los alimentos que se producen son para la exportación, las autoridades de Uzbekistán han hecho un llamado para realizar inspecciones regulares en los mercados para controlar los precios de los alimentos y en Kirgizstán, el viceprimer ministro Omurbek Babanov calificó la estabilización del precio de los alimentos de la canasta básica como un "asunto clave para el gobierno". En este último país, el estado tiene el derecho a intervenir si los precios suben de repente más de un 10%.