La Secretaria Clinton sugiere que EU podría enjuiciar a Gadafi por el caso Lockerbie

4 de marzo de 2011

 

3 de marzo de 2011 — Al hablar hoy ante el Congreso de EU, la Secretaria de Estado Hillary Clinton dijo que le va a dar "seguimiento" a una de las preguntas de los congresistas en el sentido de que Washington "debería recabar evidencia y poner junto un caso en contra de Gadafi y todos aquellos con los que pudiese haber conspirado" en lanzar el ataque terrorista sobre Lockerbie.

Indicó que le va a pedir al FBI y al Departamento de Justicia que averigüen cuales pueden ser los posibles cargos. Algunos ex funcionarios libios alegan ahora que Gadafi fue uno de los que personalmente ordenó el bombazo del vuelo 103 de PanAm en 1988 sobre Lockerbie, Escocia, que mató a 270 personas. La señora Clinton dijo que las agencias encargadas de aplicar la ley tendrían que hacer la mayor parte del trabajo requerido, pero que ella le pedirá inmediatamente al directo del FBI, Robert Mueller, al Procurador General, Eric Holder, y a otros que "vean como nos podemos mover en esto".

La semana pasada, el periódico sueco Expressen informó que el ex ministro de justicia de Libia, Mustapha Abdeljalil —quien después de pasarse a la oposición ahora encabeza un gobierno interino en la ciudad de Benghazi, en el este de Libia— le dijo al periódico que el tenía "pruebas de que Gadafi dio la orden sobre Lockerbie".

Ayer, 192 naciones miembros de la ONU votaron por consenso a favor de la recomendación del Consejo sobre Derechos Humanos de que la Asamblea General de la ONU suspenda a Libia del Consejo, su organismo de más alto nivel sobre derechos humanos, a la vez que gobiernos a nivel mundial le urgen a Muhammar Gadafi que cese la represión letal en contra de su pueblo.

Pero al mismo tiempo en que la Secretaria Clinton planteaba que se abriera una nueva investigación sobre Lockerbie para agarrar a Gadafi, el secretario de la Defensa Robert Gates cerraba la puerta, al menos por el momento, sobre cualquier tipo de intervención militar externa, incluyendo instituir una zona de vuelos restringidos. Gates dejo en claro en sus declaraciones públicas que los costos de redistribuir fuerzas de EU en Irak o Afganistán serían prohibitivos y que una zona de vuelos restringidos sería una operación militar muy prolongada y costosa. Según una fuente de inteligencia de alto nivel de EU cercana a Gates, el Secretario le dijo al presidente Obama que no todas las revoluciones que han estallado en la región van a tener éxito, y que Estados Unidos no puede darse el lujo de utilizar activos militares ilimitados para derrocar a Gadafi. Según otra fuente de inteligencia de alto nivel, la evaluación en este momento es que hay un impasse militar, que no se va a poder romper rápidamente. Si hay que sacar a Gadafi, lo que propone LaRouche es dejar que la propia locura cada vez mayor de Gadafi y su violento rechazo de la realidad haga mella entre los que lo rodean. "Dejen que le den a Kaddafi el tratamiento Nerón" es el consejo de LaRouche, y está circulando entre los círculos de inteligencia de Washington como una respuesta potencial muy seria a lo que de otra manera es una desastre prolongado.