El nuevo primer ministro de Egipto tiene el respaldo de los manifestantes

9 de marzo de 2011

7 de marzo de 2011 — Se cumplió una de las demandas inmediatas de los manifestantes en Egipto, cuando el Supremo Consejo Militar —la autoridad suprema en el país durante la transición a las elecciones para elegir un gobierno civil— designó el viernes 4 del presente a un nuevo primer ministro, Essam Sharaf, quien nombró un nuevo gabinete, haciendo de lado a todos los elementos leales a Mubarak, una de las exigencias de los manifestantes. Sharaf prestó juramente como nuevo primer ministro en una ceremonia en la Plaza Tahrir de El Cairo, el centro de todas las manifestaciones que echó abajo al régimen de Mubarak. Fue un acto simbólico importante. El viernes había en la plaza otro millón de manifestantes.

Sharaf designó como nuevo ministro del Interior al general de división El Essawy; y como nuevo ministro de Relaciones Exteriores a Nabil Elaraby. Ambos con experiencia en el gobierno, se pusieron del lado de la oposición desde que empezaron las protestas. Elaraby, ex embajador de Egipto ante las Naciones Unidas, era asesor de los manifestantes en la Plaza Tahrir y sirvió durante varios años en la Corte Internacional de Justicia.

El Primer Ministro Sharaf es el ex ministro de Transporte. Es un ingeniero educado en Estados Unidos, y ha sido un fuerte promotor de las reformas.

En las últimas 48 horas, los manifestantes se movilizaron sobre las oficinas centrales del ministerio del Interior en El Cairo y en otras ciudades alrededor del país, protestando ante los informes de que funcionarios de los odiados Servicios de Seguridad del Estado estaban quemando documentos. Se movilizaron tropas del Ejército hacia estos sitios, en buena parte para proteger a los manifestantes de los pandilleros. Según una fuente egipcia muy bien informada, el Supremo Consejo Militar está totalmente a favor de disminuir los Servicios de Seguridad del Estado, y pudo haber alentado a los manifestantes que estaban afuera de los edificios del ministerio. La Seguridad del Estado tenía bajo vigilancia a los generales de más alta graduación, y hasta el Consejo Supremo Militar estaba en la mira de chantajes por parte de los servicios de seguridad.

En los próximos días, el Primer Minsitro Sharaf va a presentar ante el Consejo Supremo Militar la lista de todo su gabinete para que lo aprueben. Para el 19 de marzo está programado un referéndum sobre las propuestas de cambio a la Constitución que revisan los procedimientos electorales, en donde se esperan elecciones al parlamento para algún momento en junio, seguidas de las elecciones presidenciales antes de que termine el año. Los jóvenes egipcios que organizaron las protestas en la Plaza Tahrir, formaron un partido político para participar en las elecciones de junio.