Piden la renuncia del ministro del Medio Ambiente en Alemania por el escándalo de los biocombustibles

9 de marzo de 2011

8 de marzo de 2011 — El boicot masivo de los conductores en Alemania en contra de la nueva mezcla de gasolina con etanol, denominada E-10 allá, continúa con todo vigor, y ha ocasionado que algunos camaleones cambien de color y pretendan decir que están con la población. Por ejemplo, Sigmar Gabriel, el farsante climático más conocido de los Social Demócratas y ex ministro de Asuntos Ambientales, salió ahora conque el decidió no introducir el E-10 en el 2008, cuando se presentó por primera vez este asunto, porque él sabía que esto iba a causar problemas masivos en la población.

El jefe de redacción Herbert Tichy del Wirtschaftswoche, un conocido semanario sobre negocios de Alemania, es más serio, y en su principal editorial dice que tuvo un sueño, de que Norbert Rottgen, el actual ministro de Asuntos Ambientales, había renunciado a raíz del escándalo de los biocombustibles, que Tichy caracteriza como "el peor incidente posible". Todo el asunto de los biocombustibles es una idea equivocada desde un principio, y Rottgen merece renunciar debido a esto, de la misma forma en que el ministro de la Defensa Theodor von Guttenberg renunció la semana pasada a raíz del escándalo que ocasionó la divulgación de que plagió su tesis "doctoral".