Las soluciones nucleares son todavía las mejores para las necesidades energéticas de Irlanda

1 de abril de 2011

30 de marzo de 2011 — En medio del desastre económico y una enorme campaña de propaganda negra en contra de la energía nuclear, en Irlanda la gente exige que su nación construya su primera estación de energía nuclear. En un comentario en el Irish Times de hoy, dos defensores de la energía nuclear irlandesa, David Sowby y Frank Turvey, escriben que la lección de Japón es que "una solución nuclear todavía es lo mejor para las necesidades energéticas de Irlanda".

"Siempre desde que el ser humano pudo encender por primera vez el fuego, la humanidad ha luchado por controlar las fuerzas de la naturaleza en formas en que le produzcan beneficios aunque también implican riesgos", escriben. "En la medida en que la civilización progresó, los beneficios de cualquier avance particular se volvieron más sustanciales, aunque, por lo general, también los riesgos. Pero de las explosiones de calderas del siglo 19, pasando por los desplomes de represas, desastres mineros y petrolíferos, accidentes de trenes y de aviones, Bhopal y Chernobyl, la respuesta de la humanidad nunca ha sido abandonar la tecnología, sino aprender las lecciones de los sucesos para que los beneficios estén disponibles de una manera más segura en el futuro".

Señalan que hay dos conjuntos de reactores de agua hirviente (BWR) en el sitio Fukushima, seis en Daiichi y cuatro en Daini, pero que fueron solo cuatro de los seis en la planta Daiichi que se remontan a los 1970 los que sufrieron daños severos. Los de Daini, "que son 10 años más nuevos, se apagaron automáticamente después del terremoto y siguen siendo seguros, lo que muestra el considerable desarrollo de la tecnología de reactores que ocurrió en un corto intervalo de tiempo, de 10 años. En verdad, desde los 1980 han ocurrido enormes mejoras lo que ha dado como resultado que los reactores de hoy y de mañana son y seguirán siendo muchas veces más seguros que sus predecesores".

Sowby y Turvey también destacan que, mientras el terremoto y el tsunami mató a más de 10,000 personas y generó enormes daños, "la crisis nuclear, si bien muy seria, ha tenido consecuencias relativamente menores en la población".

Destacan que se van a aprender las lecciones y "la planificación futura de dichas plantas tienen que diseñarse para que sobrevivan un tsunami del tamaño del que ocurrió. Pareciera que así se diseñaron las plantas Daini".

Los autores concluyeron haciendo un llamado al nuevo gobierno para que examine, lo más pronto posible, el potencial y factibilidad de la energía nuclear para Irlanda.

David Sowby es un físico especializado en protección contra radiaciones y fue secretario científico de la Comisión Internacional sobre Protección Radiológica (ICRP). Frank Turvey es miembro del Instituto de Ingenieros Nucleares y fue miembro del Instituto de Protección Radiológica de Irlanda. Ambos son miembros del grupo promotor, Mejor Medio Ambiente con la Energía Nuclear (BENE).

Irlanda no tiene estaciones de energía nuclear y ha aprobado leyes que la prohíben. Sin embargo, BENE es uno de los grupos promotores de la energía nuclear más destacados, y lanzó este mes una campaña por la energía nuclear. Su primer evento fue el 10 de marzo, cuando el profesor Philip Walton y otros dos expertos de BENE llevaron a cabo un seminario en el campus Galway de la Universidad Nacional de Irlanda. Walton pidió al nuevo gobierno del Fine Gael que acabara con la prohibición de la energía nuclear y convocara a un grupo de expertos para investigar el desarrollo de la energía nuclear en Alemania. El seminario movió al Irish Times a publicar un editorial al día siguiente, 11 de marzo —coincidentemente el día del terremoto en Japón— en donde exhorta a reiniciar el debate sobre la energía nuclear. Buena parte de este renovado interés ha sido provocado por la alharaca en torno al cambio climático y contra las emisiones de bióxido de carbono. Sin embargo, el grupo empresarial IBEC, el Congreso Irlandés de Sindicatos, y la Academia Irlandesa de Ingenieros han publicado informes sobre energía en apoyo al desarrollo de la energía nuclear.