Científico japonés advierte: EU carece de capacidad de respuesta ante terremotos

13 de abril de 2011

7 de abril de 2011 — Un destacado científico japonés advirtió ayer que Estados Unidos podría lamentar su falta de capacidad de respuesta ante terremotos y tsunamis. El doctor Akihiko Tanaka,, profesor de política internacional en el Instituto de Estudios Avanzados de la Universidad de Tokio, vicepresidente de la Universidad de Tokio y presidente entrante del Instituto de Investigaciones EU-Japón (USJI), hizo sus advertencias hoy en el foro sobre "Japón, después del 11 de marzo", patrocinado por la USDJI en Washington, DC.

La EIR le pidió al panel que comentara sobre las lecciones que debería sacar Estados Unidos sobre el desastre, a la luz de los acontecimientos que tienen lugar en la región conocida como el Cinturón de Fuego (la cuenca del Pacífico) provocados por una actividad solar extrema, y la probabilidad de que pronto haya problemas en la costa oeste de Estados Unidos, ya que el gobierno de Obama está desmantelando los medios para poder pronosticar terremotos y estudiar las influencias de las radiaciones cósmicas sobre la tierra. Un académico estadounidense en el panel dio una respuesta típicamente sesentayochera, de que él era de California y de que las plantas nucleares estaban cercanas a las fallas geológicas y que tenemos que investigarlas a todas ellas.

Después el Dr. Tanaka tomó el estrado y dijo que el gobierno de Estados Unidos y los gobiernos estatales tienen que contemplar el "peor de los escenarios". Destacó que Japón, quizá la nación mejor preparada sobre el planeta ante terremotos y tsunamis, se vio abrumada por los acontecimientos del 11 de marzo, "a pesar del hecho de que esperamos tsunamis cada 30-40 años". Dijo que el último tsunami a esta escala en Japón se produjo en el siglo 9. Continuó: "En California, tienen un terremoto masivo aproximadamente un siglo si y un siglo no, así que es una cuestión de prepararse para algo con una probabilidad tan baja. Yo creo que hay lecciones que Estados Unidos y los estados tienen que aprender de nosotros sobre esto".

El Dr. Tanaka también enfatizó que el horroroso número de víctimas fatales del tsunami de quizá 30,000 tiene que verse desde la perspectiva de que fueron demolidas 200,000 casas, es decir que la advertencia de 30 minutos sobre el arribo del tsunami salvó cientos de miles de vidas. Si la advertencia se hubiera realizado con una semana de anticipación, como informó el profesor Biagi, actuando en consecuencia, muchas más vidas pudieron haberse salvado.