Entender la naturaleza "será imposible sin los programas de exploración espacial"

13 de abril de 2011

12 de abril de 2011 — En una reunión con planificadores rusos que se realizó el pasado 7 de abril, para discutir el futuro del programa espacial de Rusia, el primer ministro Vladimir Putin recordó el "acontecimiento legendario" del vuelo de Yuri Gagarin hace 50 años como "un nuevo capítulo en la historia de la humanidad". Al concluir su discurso, Putin dijo: "Nuestros colegas acaban de mencionar que notamos ciertos signos del terremoto que azotó a Japón, antes de que sucediera. Y entendemos las consecuencias trágicas de este desastre. Naturalmente, con relación a esto necesitamos seriamente los programas espaciales".

"Todavía hay mucho que tenemos que entender sobre como funciona la naturaleza", agregó Putin. "Y esto será imposible sin los programas de exploración espacial, sin la industria espacial para la que ustedes trabajan y que nos tiene tan orgullosos".

Durante los últimos años, el primer ministro Putin ha presionado firmemente para reconstruir el programa espacial ruso, que fue desmantelado por los oligarcas monetaristas controlados por Londres. El transbordador espacial Buran fue descartado, así como el cohete gigante Energia. Durante los últimos cinco años, sin embargo, Rusia aumentó el gasto espacial en 40%, y asignó $7,000 millones de dólares para el período 2010-2011.

"En 2013, vamos a comenzar pruebas de vuelo con los cohetes de carga Angara para carga ligera y pesada en el centro espacial Plesetsk", informó Putin. "También vamos a diseñar y producir el lanzador Rus-M para orbitar naves tripuladas y de carga"; el Rus-M es el sucesor del cohete Soyuz, y "el primer vuelo tripulado está programado para 2018".

El primer ministro se refirió al programa actual de Rusia para volver a desarrollar los sistemas de energía nuclear espacial "para sustentar los proyectos espaciales promisorios". Ese programa, explicó, "permitirá los vuelos interplanetarios, la exploración lunar, y el estudio de los planetas primarios". De hecho, el administrador de la NASA, Charles Bolden, llegará a Moscú en esta semana, y los expertos rusos esperan incluir el desarrollo de los propulsores nucleares en el programa de cooperación.

Putin dijo que, con base en la exitosa cooperación internacional en el programa de la estación espacial y el programa de búsqueda y rescate de satélites, Rusia propone a los socios de la estación espacial —EU, Europa, Canadá y Japón— "estudiar juntos la Luna, Marte y otros planetas". Putin exhortó a la Agencia Federal Espacial de Rusia a "unir esfuerzos con la Academia de Ciencias Rusa para la planificación a largo plazo de la exploración espacial". En agosto estará listo un informe que preparan a este fin, explicó.

El primer ministro concluyó su intervención con otra referencia a la celebración del 50 aniversario del vuelo de Yuri Gagarin, diciendo que tiene "confianza en que Rusia hará muchos otros avances en la exploración espacial".