S&P le hizo lo mismo al Reino Unido para ayudarle a los Tories a imponer recortes

22 de abril de 2011

22 de abril de 2011 (LPAC) — La clasificadora de deudas S&P degradó la calificación del crédito soberano de Estados Unidos, en una repetición del juego que la firma le gastó al Reino Unido para ayudarle a los tories (conservadores) a ganar en las elecciones e instrumentar los drásticos recortes presupuestales una vez estando en el poder. El 21 de mayo de 2009, S&P anunció que se había degradado la calificación del crédito soberano de largo plazo del Reino Unido hacia una perspectiva negativa, y advirtió que también podría reducir la calificación crediticia AAA, exactamente lo mismo que le hizo S&P a Estados Unidos el lunes 18. Los tories y su candidato David Cameron usaron esta baja en la calificación para salir electos, manipulando el "voto castigo" al buen estilo del "Tea Party", prometiendo recortar el presupuesto y "salvar al Reino Unido". En cuanto Cameron se convirtió en primer ministro anunció recortes presupuestales profundos y abarcadores, e inmediatamente S&P le levantó la degradación en la calificación.

Un vocero del Ministro de Hacienda, George Osborne se jactó hoy de este acuerdo sucio. "S&P le hizo lo mismo al Reino Unido antes de las elecciones pero nos la regreso a estable después de la revisión de gastos, porque teníamos un plan creíble sobre el déficit" dijo Osborne, quien agregó que "el enfoque más cauteloso de los laboristas para recortar el déficit del Reino Unido no fue del agrado de la opinión mundial".