Solo la Glass-Steagall tiene dientes de veras

22 de abril de 2011

20 de abril de 2011 — Hasta un director del Financial Times puede ver las diferencias entre una reforma financiera sin dientes como la reforma presentada por Dodd y Frank, la Comisión (británica) Independiente sobre Banca, e incluso el informe del Senado de EU sobre los abusos de los bancos —que presentó el senador Carl Levin— comparado con la Ley Glass-Steagall. Francesco Guerrera, director financiero del Financial Times, comentó el miércoles 20 que los bancos no estaban impresionados con ninguna de estas supuestas reformas. "Sin embargo, la cuestión es si estas y otras propuestas de reformas es lo todo lo que pueden hacer los reguladores para ponerle remedio a las fallas que quedaron al descubierto en la peor tormenta financiera en generaciones" escribe Guerrera. "My intuición empírica —viendo cómo han reaccionado los bancos— me sugiere que no".

Concluye: "Antes de que cerremos este capítulo oscuro de la historia bancaria, vale la pena volver la vista atrás a Ferdinand Pecora. En 1933, este inmigrante italiano fue puesto a cargo de la comisión Levin de su tiempo, una investigación de las causas del crac de 1929. Lo que descubrieron sobre las prácticas abusivas y los conflictos de intereses de los bancos, llevaron a la creación de la Comisión de Valores y la aprobación de la Ley Glass-Steagall que separaba la banca comercial de la banca de inversiones. Los cincuenta años siguientes estuvieron entre los más estables de la historia de la banca de Estados Unidos. Levin, Dodd, Frank y Vickers se debieron haber empeñado en este mismo nivel de ambición, si no por las mismas soluciones, como la Pecora y Glass-Steagall. Una crisis es algo que no se puede desperdiciar".