El nuevo gobierno egipcio se mueve hacia la autosuficiencia alimentaria

4 de may de 2011

4 de mayo de 2011 — El nuevo gobierno revolucionario de Egipto cambió su política agrícola de liberalización hacia la autosuficiencia alimentaria, según un artículo en el periódico Al Ahram. Aunque los pasos no son gigantescos, debido a la falta de recursos, son sin embargo significativos. El nuevo Ministro de Agricultura Ayman Abu Hadid anunció esta semana la intención del gobierno de aumentar la producción de trigo de 8 millones de toneladas a 9 millones de toneladas, para tener la cantidad de trigo que se requiere para cumplir con el programa de pan subsidiado del gobierno, que es la principal fuente de alimento para una inmensa mayoría de la población. Quieren aumentar la productividad por feddan (casi 1 acre) de 18 erdab (2.7 toneladas) a 24 erdab mediante el aumento del uso de fertilizantes y otros insumos. Egipto tiene un largo camino por recorrer para lograr la autosuficiencia en el trigo y los alimentos.

La otra medida significativa del gobierno ha sido empezar la confiscación de decenas de miles de acres de tierra agrícola que se le vendió a los "urbanizadores" y los especuladores. El caso más dramático fue la confiscación de 100,000 acres de tierras de cultivo que se le vendieron corruptamente al príncipe Alwaleed bin Talal, uno de los sauditas más ricos del mundo y miembro de la extendida familia real saudí. Talal fue acusado de comprar la tierra usando la corrupción en 1998 y nunca haber hecho nada por desarrollarla. Esto es criminal, dado que la tierra representa una quinta parte del área de terreno del proyecto del desierto de Toshka que se beneficia con el agua de la represa Aswan.

A principios de este mes el gobierno y la Compañía de Desarrollo Agrícola del Reino de Alwaleed llegaron a un acuerdo por el cual la compañía le regresará 75,000 acres al gobierno, reteniendo 10,000 acres y con permiso para desarrollar 15,000 acres, solo después de lo cual podrán retener su propiedad.