Kesha Rogers: ¡Glass-Steagall, el primer paso para sobrevivir una extinción masiva!

6 de may de 2011

3 de mayo de 2011 — Es necesario el restablecimiento inmediato de la Ley Glass-Steagall de 1933 de Franklin Roosevelt para resolver la crisis económica actual y el desplome hiperinflacionario del sistema —que ahora amenaza al planeta entero— pues así pondremos fin a los rescates de los bancos quebrados del Grupo Inter Alfa, que se lleva a cabo con billones de dólares del dinero de los contribuyentes. La presentación de la H.R. 1489 (Resolución de la Cámara de Representantes) por parte de la representante Marcy Kaptur (Demócrata de Ohio), y sus copatrocinadores demócratas y republicanos en la Cámara de Representantes, es un proyecto de ley que restablecerá el cortafuegos Glass-Steagall de protección a nuestro sistema bancario, al separar a los bancos "demasiado grandes para quebrar" de Wall Street y parásitos similares, de las prácticas bancarias legítimas y el sistema de crédito protegido federalmente por la Constitución de EU.

La raza humana se enfrenta ahora a una nueva fase de su existencia, una nueva época histórica, definida por un empeño en seguir adelante con el florecimiento científico y físico del hombre por toda la galaxia, expresado en el concepto prometeico de humanidad como el legítimo co-creador de este universo. Quienes valoran la vida humana y a su nación, entienden que es por esto que tenemos que hacer que se apruebe ya la Glass-Steagal (H.R. 1489).

Sin un sistema bancario regulado por la Glass-Steagall, la humanidad no estaría preparada en absoluto para indagar el papel de las radiaciones cósmicas galácticas sobre desastres naturales, tales como grandes terremotos, tornados, volcanes y huracanes. El proyecto de ley H.R. 1641 para establecer una "presencia humana sustentable en la Luna" es un buen primer paso para volver a considerar los acontecimientos en la Tierra desde la perspectiva de la galaxia. Pero, para que la humanidad sobreviva, tenemos que financiar cabalmente la capacidad de investigación y desarrollo de la NASA, para extender nuestro cuadro visible de la galaxia con un ejército de satélites y estaciones espaciales, de forma tal que nos preparemos eventualmente para hacerle frente a crisis predecibles tales como el ciclo de 62 millones de años de extinciones masivas, el ciclo de 100,000 años de eras glaciales y la reversión del campo magnético del planeta. Solo entonces vamos a poder entender nuestro medio ambiente galáctico y movilizar los preparativos de emergencia adecuados para hacerle frente a los desastres naturales, como los tornados que golpearon el sur, y los grandes terremotos que están por golpear a California.

El regreso a nuestro sistema crediticio constitucional requiere que la NASA vuelva a estar en posición de liderato, por ser el "conglomerado de cerebros" científicos más avanzado de Estados Unidos. No se puede salvar a la NASA o volver a ubicarla en su lugar legítimo de líder en la exploración espacial y el desarrollo científico, sin el restablecimiento de la Glass-Steagall y si no sacamos al Presidente Obama —anticientífico y responsable de los recortes presupuestales de la NASA— invocando la 25ava Enmienda, Sección 4 de nuestra Constitución Federal. Cualquier legislador que alegue que esté encabezando la lucha para salvar a la NASA no es serio a menos que esté peleando para que se apruebe la Glass-Steagall ¡ya!