Una resolución de Helga Zepp-LaRouche para detener a la WBGU

6 de may de 2011

5 de mayo de 2011 — A continuación se reproduce una resolución que circula ahora a nivel internacional para contrarrestar el informe de la WBGU, recientemente publicado.

El documento público emitido por la Junta Federal de Asesores Científicos sobre Cambios Ambientales Globales (WBGU), "Transición Mundial - Contrato social para una gran transformación" propone la "descarbonización" de la economía energética a nivel mundial, es decir, la eliminación total del petróleo, carbón y gas, así como también renunciar tanto a la fisión nuclear como a proseguir con las investigaciones sobre la energía de fusión termonuclear, y exige que para el año 2050 se utilice exclusivamente la llamada energía renovable.

Se supone que esta mentada"gran transformación" va a ocasionar un cambio comparable a la transición de una sociedad cazadora y recolectora a una sociedad agrícola, y de una sociedad agraria a una sociedad industrial. Sin embargo, esta vez, va a ser mediante un peligroso salto para atrás, en donde Alemania en tanto nación industrializada, dejará de existir. A escala mundial, la baja densidad del flujo energético de las llamadas energías renovables se corresponde a un máximo de potencial poblacional de 1 a 2 mil millones de habitantes.

Para el sector en desarrollo esta transformación significa de manera muy simple, una reducción poblacional masiva. Por esta razón, las naciones en desarrollo rechazaron este "pacto suicida" en la conferencia sobre el clima en Copenhague.

El "contrato social global" propuesto por la WBGU no es más que un ecofascismo global imperialista, basado en una perspectiva de la humanidad que manifiesta su desprecio por el ser humano, que procede de premisas ideológicas, más que científicas.

Debido a estos y otros causales, nosotros, los abajo firmantes, condenamos esta propuesta maliciosa y hacemos un llamado por la disolución de la WBGU.

Firmantes: