El fondo de ayuda para desastres de la FEMA podría agotarse debido a la negligencia malévola de Obama y el GOP ...

29 de may de 2011

El fondo de ayuda para desastres de la FEMA podría agotarse debido a la negligencia malévola de Obama y el GOP en la Camara de Representantes

28 de mayo de 2011 -- Hasta ahora en el 2011 ha habido 36 declaraciones presidenciales de desastre, comparadas con las 81 de todo el año pasado. Si bien pareciera que el número de desastres no es diferente que el año pasado, un análisis de la información de la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) que publicó el diario St. Louis Beacon la semana pasad, muestra que el número de declaraciones se viene elevando desde el 2000. Hubo 267 declaraciones de este tipo entre el 2001 y el 2005, pero 330 en los cinco años siguientes. Un vocero de la FEMA le dijo al Beacon que la razón del aumento se debe simplemente a un aumento en el número de desastres (y probablemente más que los que se declaran).

Dado que eso es así, uno pensaría que estarían aumentando las solicitudes presupuestales y las asignaciones del Congreso a los esfuerzos de ayuda contra desastres y recuperación de la FEMA, pero eso no es así en 2011, a pesar de la severidad de los desastres que han azotado este año. De hecho, como lo informamos a principios de esta semana, la solicitud de fondos adicionales de emergencia para la FEMA está atorado debido a las argucias presupuestales del Congreso que el presidente Obama ha ignorado, a pesar de la necesidad de ayuda a gritos en las regiones central y sur de Estados Unidos, fuertemente afectados por las inundaciones y los tornados. La comisión de Apropiaciones de la Cámara de Representantes sí aprobó una partida adicional por mil millones de dólares el 24 de mayo de esta semana, pero la cubrió con recortes en otras partes del presupuesto, y la vinculó al proyecto de ley de apropiaciones de Seguridad Nacional para el 2012, que en sí tiene disposiciones que el Senado es probable no apruebe, incluyendo $3 mil millones de dólares en recortes a otras partes del presupuesto de la FEMA, incluyendo subvenciones a programas de preparación ante desastres locales y estatales.

La congresista demócrata de California, Barbara Lee, miembro de la comisión, atacó en fuertes términos el enfoque presupuestal del Partido Republicano (conocido como GOP) ante los desastres, en una entrevista con MSNBC del 25 de mayo. ``Debemos hacer todo lo que podamos para ayudar a financiar esto, los desastres y lo que está sucediendo'', dijo. Los republicanos, ``primero que todo, recortan el financiamiento a la respuesta inmediata. Recortan la ayuda a las comunidades con, un alto riesgo de ataques terroristas. Recortan nuestros programas de entrenamiento de bomberos''. Agregó que ``esto es una emergencia. No deben de jugar a la política con las vidas y las respuestas que estas personas van a tener que enfrentar. Tienen que recoger ahora los pedazos. Hay mucho trauma, mucha muerte y destrucción, mucho dolor y sufrimiento''.

Por el lado del Senado, la senadora demócrata de Luisiana, Mary Landriew ha criticado al presidente Obama por no tomar la iniciativa. Desde mediados de febrero le ha enviado por lo menos tres cartas, advirtiéndole que el fondo de ayuda ante desastres de FEMA corría el peligro de quedarse sin financiamiento este verano y exhortándolo a que solicitara más financiamiento. En su última carta, fechada el 2 de mayo, destaca que la FEMA calcula que tiene un déficit de 3 mil millones de dólares, la mayor parte proveniente de las campañas de recuperación de los últimos desastres desde el huracán Katrina en el 2005 en adelante. Sin embargo, la solicitud presupuestal para el año fiscal 2012 de Obama solo incluye $1,850 millones para el fondo de ayuda contra desastres, ni siquiera suficiente para cubrir los eventos futuros ya esperados, mucho menos el déficit de los desastres pasados.

En una carta a sus colegas congresistas del 25 de mayo, Landrieu destaca que el Presidente ha emitido 27 declaraciones de desastre en 18 estados y sin embargo, ``no ha procurado asignarle financiamiento adicional para cubrir estos acontecimientos''. Destaca que los $3 mil millones calculados no incluyen los desastres más recientes, entre ellos las inundaciones por el Misisipi y los tornados más recientes. ``Sin este financiamiento'' advierte, ``FEMA va a tener que suspender sus programas de recuperación en los 50 estados en la primavera del 2012''. También destacó que otras agencias, ente ellas el Cuerpo de Ingenieros del Ejército y el Departamento de Agricultura de EU, también requerirán financiamiento adicional para los programas de recuperación ante desastres. ``En el pasado, el Senado, sobre bases bipartidistas, aprobaba dichos financiamientos de emergencia'' escribió. ``Yo los instó a que se pongan en contacto con el Presidente, instándolo a que solicite dichos financiamientos y que le pidan a los dirigentes del Senado que consideren dicha legislación de manera expedita''.

La crónica puesta en el sitio del diario USA Today ayer tarde parece resumir la respuesta del gobierno de Obama: el gobierno reconoce que el fondo de ayuda ante desastres podría, en verdad, quedarse vacío. ``El fondo de ayuda `podría estar solvente hasta el año del calendario 2012' dijo en un correo electrónico a USA Today Meg Reilly, vocera de la Oficina de Administración y Presupuesto (OMB). ``Pero eso dependerá de la temporada de tormentas de verano y otros factores''.