Exigimos un control de emergencia en el precio de los alimentos, ¡ya!: LaRouche

8 de junio de 2011

7 de junio de 2011 — Con la política hiperinflacionaria del imperio británico, que lleva a una explosión en el precio de los alimentos, y la amenaza creciente de una escasez de alimentos debido a la especulación, Lyndon LaRouche emitió hoy un llamado a la acción. "Exigimos un control de emergencia en el precio de los alimentos, ¡ya!", dijo LaRouche. Esa es la única manera en que vamos a evitar el desastre y una hambruna masiva, tanto en la población estadounidense como la del resto del mundo.

LaRouche lo dijo llanamente:

"Estamos en una situación en que, Estados Unidos en particular, junto con el resto del mundo, lo están llevando hacia una hiperinflación en el precio de los alimentos y de otros precios. Solo hay un modo de enfrentar esto: No hay que tratar de resistir los aumentos en los precios, ¡hay que aplastarlos! Hay que poner controles. Porque no hay motivo, debido a la escasez de alimentos, para elevar los precios. Y si alguien quiere hacerlo, y sale con sus argumentos, de que 'bueno, tienes que hacerlo, porque hay escasez. Tenemos que sacarle jugo, ya sabes ¿no?' Se le dice: 'No, ¡a la cárcel es a donde vas a parar!' Y para eso necesitamos un control de precios de inmediato".

"Esto viene desde lo que hizo Franklin Roosevelt en sus propias circunstancias. Eso fue bajos las condiciones de Guerra, pero ahora mismos estamos bajo condiciones de combate, en términos del abasto de alimentos, en términos de las condiciones de vida en las calles".

Habrá otros rubros que también deberán estar bajo control de precios, como la energía, agregó LaRouche, pero tenemos que empezar con los alimentos ya. Si tomamos esas medidas, podemos barrer con los especuladores y proporcionar un sustento adecuado a los millones de estadounidenses que actualmente enfrentan una situación de decidir entre comer, o pagar otras necesidades. Si alguien dice que el Presidente no está de acuerdo con esto y no lo va a hacer —agregó LaRouche— la respuesta es muy sencilla: ¡Desháganse de él!

Aún en medio de la movilización de vida o muerte por la reinstitución de la ley Glass-Steagall durante las próximas semanas, esta demanda por el control de precios en los alimentos y los reglamentos relacionados para un abasto adecuado, es una prioridad urgente. ¡Exige un control de emergencia en el precio de los alimentos, ¡ya!