La Comisión de la UE sienta las bases para los disturbios por alimentos en Europa

28 de junio de 2011

28 de junio de 2011 — En un artículo de opinión en el diario parisino l'Humanité, el exdirigente sindical agrícola francés Luc Guyau, actualmente presidente del Consejo de la FAO, y el ex ministro de Cooperación de Francia, Jacques Godfrain, presidente actualmente de los Aliados para Combatir el Hambre y la Desnutrición (Alliés pour combattre la faim et la malnutrition) lanzó un fuerte llamado para mantener "la ayuda alimenticia doméstica" dentro de la Unión Europea (UE).

El pasado 20 de junio la Comisión Europea tomo la decisión de recortar en un 80% el presupuesto del Programa Europeo de Ayuda Alimenticia para los más Necesitados (PEAD), de 500 millones anuales de euros a solo 113 millones de euros, lo cual aún sigue provocando una conmoción. La decisión de la UE se dio después de un fallo favorable de la Corte de Justicia de la Unión Europea a una queja que presentó Alemania y Suiza en el sentido de que la ayuda era contraria a los reglamentos de la UE. Las organizaciones de caridad y los bancos de alimentos, que obtienen hasta la mitad de su presupuesto de operaciones del subsidio de la PEAD, informaron que por lo menos hay 2 millones de europeos en riesgo inmediato de quedarse sin alimentos.

"Hoy, en una de las zonas más ricas del mundo" dice el artículo firmado por Guyau y Godfrain, "16% de la población de la UE —es decir, cerca de uno de cada cinco europeos— vive bajo el nivel de pobreza y 13 millones de personas, gracias al programa de la PEAD, sobreviven con el programa de ayuda doméstica".

La ayuda alimenticia PEAD, de 496 millones de euros, "¡representa menos del 0.004% del PNB de Europa! ¿Cómo es posible que esta pequeña cifra haya pesado más frente a los miles de millones de euros que cada día intervienen a favor de la especulación? ¿O, cómo se compara con los casi $100 mil millones de dólares que el gobierno estadounidense dedica a la ayuda alimenticia interna, o comparado con los casi $14 mil millones de dólares que se dedican cada año, desde el 2003, al programa de 'Cero Hambre' de Brasil?

"El derecho a los alimentos es un derecho sagrado, consagrado como tal internacional y constitucionalmente, protegido en al menos 106 países. La seguridad alimentaria es la condición para el desarrollo de los pueblos así como también de las naciones"

Un rápido vistazo al mundo es suficiente para darse cuenta de la importancia del desafío alimentario: el crecimiento poblacional, la volatilidad en los precios en los mercados de materias primas que inflan los precios de los bienes más básicos; los disturbios por alimentos desestabilizan naciones enteras; "la figura siniestra de casi mil millones de seres humanos hambrientos" etc. "Todos estos factores nos dicen que la perspectiva para el mañana, al menos para los hombres y mujeres para quienes las palabras 'seguridad', 'paz', 'humanidad' y 'hermandad' significan algo, no es suprimir o marginalizar el programa PEAD".