Un largo y caliente verano —ponen fin a los programas de estímulo para los empleos de verano

28 de junio de 2011

28 de junio de 2011 — De la misma manera en que se reducen la ayuda educativa y la asistencia por desempleo, con el fin del mal llamado programa de "estímulos" de Obama, hay otra víctima, la ayuda federal para los empleos de verano para los jóvenes. Con la tasa de desempleo (oficial) entre los jóvenes en el rango del 24%, los programas de empleos de verano, que recibieron un flujo adicional de $1.2 millones en el 2009, ahora se desvanece, regresando a los niveles anteriores de $924,000. Además de pelear por empleos con los nuevos desempleados adultos, los estudiantes pelean contra sus "hermanos y hermanas mayores", los 1.6 millones de graduados universitarios recientes sin empleo.

Un informe de marzo de los Servicios de Investigación del Congreso, "Jóvenes Vulnerables: Financiamiento Federal para entrenamiento de empleos y empleos de verano", destaca que "el empleo de los jóvenes en el verano está al nivel más bajo en 60 años" y que se acabó el programa de estímulo, de $1,200 millones, que ayudó a (unos cuantos) 367,000 jóvenes en los dos últimos años. Un informe hoy desde New Haven, Connecticut, dice que "cientos" de jóvenes locales no encontrarán empleo este verano debido a la cancelación del financiamiento federal de empleos. En los dos últimos años, el programa de empleos de verano ha ayudado a 1,400 adolescentes, en casi 16 poblaciones. Según un vocero de la Alianza Workforce en New Haven, "estamos en un punto en el que tenemos menos jóvenes empleados hoy que los que hemos tenido siempre desde que se empezaron a registrar las cifras. El nivel de desempleo juvenil es el más alto en la historia".

Un artículo del 23 de junio en el Huffington Post, de Don Tapsco, quien escribe sobre economía, se pregunta si las manifestaciones de jóvenes desempleados van a llegar a Estados Unidos dado que "nuestra juventud está sometida a una presión terrible". Hasta ahora, parece que los jóvenes estadounidenses aún tienen fe en el proceso democrático, "pero seríamos unos tontos si pensáramos que esto va a seguir así indefinidamente".