Angelides: ¿Las causas reales de la crisis económica? Son historia

1 de julio de 2011

30 de junio de 2011 — En un artículo firmado en la página editorial del Washington Post del 28 de junio, el ex presidente de la oficial Comisión Investigadora de la Crisis Financiera, Phil Angelides, dice que se nos está acabando el tiempo para enderezar la historia y el futuro. "Dicen que los vencedores escriben la historia. Tres años después de la desintegración de nuestros mercados financieros, está claro quien va ganando y quienes van perdiendo. Wall Street —con los brazos abiertos en señal de triunfo— corre hacia la línea final en tanto millones de familias estadounidenses tratan de sostenerse de pie. Con la victoria aparentemente al alcance de la mano, están reescribiendo la historia a todo vapor".

Aunque no hace un llamado para el restablecimiento de la Glass-Steagall, su denuncia de la reescritura de la historia de la crisis por parte de Wall Street es poderosa.

Destaca que "los 10 bancos más grandes controlan ahora más de tres cuartas partes de los activos bancarios del país, en tanto que más de 24 millones de estadounidenses no tienen empleo o no pueden encontrar empleo de tiempo completo y se han desvanecido casi $9 billones en riquezas familiares.

"¿Así que cómo se revisa la narrativa histórica cuando la evidencia sobre lo que llevó a la catástrofe económica es tan abrumadora y los acontecimientos en discusión son tan recientes? Lo haces tu y tus aliados políticos, simplemente. Y le apuestas al viejo axioma de que una mentira ya ha recorrido medio mundo antes de que la verdad pueda amarrarse los zapatos".

"Si eres el congresista Paul Ryan, ignoras el hecho de que nuestro déficit presupuestario federal se ha inflado más de un billón de dólares anualmente desde el desplome financiero... En vez de enfocarte en la causa real del déficit, mezclas el desastre presupuestario actual con los desafíos a largo plazo del Medicare para poder así hacer pedazos la red de seguridad social".

"Si eres Alan Greenspan, te retiras de su epifanía del 2008 en la que reconociste tu 'estado de pasmosa incredulidad' de que 'todo el edificio intelectual' de tu ideología desreguladora se había desplomado. Ahora condenas los esfuerzos de reforma por ser "el genio regulatorio actual de 'todo se vale', una frase que paradójicamente recuerda tus propias políticas fracasadas en la Reserva Federal. En pocas palabras, después de haber llevado a la economía al precipicio, ofreces lecciones de manejo".

"Si eres un jefe de inversiones de JP Morgan, refutas las aseveraciones que hizo tu presidente y director ejecutivo, Jamie Dimon, en el 2010 ante la FCIC culpando de los errores de las instituciones financieras más grandes a los "equipos administrativos 100 por ciento... y nadie más".

"Si eres como la mayoría de los republicanos en el Congreso, te haces de la vista gorda a la triste historia de los extensos abusos con los préstamos que destruyeron comunidades enteras por todo el país..."

"Con decenas de millones todavía en el desempleo, ¿no es tiempo de cambiar de una economía basada en el dinero que hace dinero a una economía con base en el dinero que crea empleo y prosperidad genuina?".