Zapatero acaba de perder su mayoría en el parlamento español

1 de julio de 2011

1 de julio de 2011 — Durante un debate sobre política nacional en el parlamento español ayer, el Partido Nacionalista Catalán anunció que, aunque se abstuvieron de votar la semana pasada sobre el decreto laboral de Zapatero (lo que le permitió que se aprobara), no van a respaldar todo el presupuesto de austeridad de Zapatero cuanto lo presente en septiembre. Esto significa que el proyecto de ley no va a ser aprobado, lo que a su vez significa que Zapatero se verá forzado a convocar a un voto de confianza, el que seguramente perderá. El líder del Partido Popular, Rajoy, le lleva la delantera ahora a Rubalcaba del Partido Socialista de Zapatero en las encuestas, 46% contra 32%.

Mientras los parlamentarios debatían adentro, el movimiento los jóvenes "indignados" sostenían en la calle frente del parlamento su propio "debate nacional", donde presentaron el informe de la Comisión de Economía del M-15 con sus propuestas, incluyendo su llamado para separar las actividades bancarias comerciales de las de inversión.

Por supuesto, es probable que España estalle mucho antes de septiembre. Moody's acaba advertir que quizás pronto reduzcan la calificación de la deuda de varias de las regiones autónomas de España, porque no están recortando sus presupuestos en serio. Dado que esto afecta el plan sobre el déficit nacional global, la única manera en que la degradación regional no afecte la calificación soberana de España, sugiere Moody's, sería que el gobierno federal exceda sus objetivos de recortes, para recompensar la falta de agallas en las regiones.

Mientras tanto, Bankia, la más grandes de las cajas fusionadas —que la dirige el agente del grupo Inter-Alfa Rodrigo Rato— ha anunciado que hará una venta pública el 18 de julio, valuando sus acciones a solo 30-35% de su valor nominal- exactamente lo que los fondos compensatorios le dijeron a Bankia que debía hacer, si quería atraer capitales. Esto no es precisamente un buen augurio sobre la estabilidad del sistema bancario de España.