Satélite de la NASA destruye las conjeturas que respaldan el modelo de computadora de calentamiento global de la ONU

29 de julio de 2011

29 de julio de 2011 – Aun cuando Barack Obama maniobra para clausurar a la NASA, incluyendo sus satélites climáticos claves, la nueva información satelital de la NASA le asestó un golpe devastador a todo el fraude del calentamiento global perpetrado por el Presidente, entre otros. Según un artículo publicado en la revista Remote Sensing, los datos de satélites de la NASA desde el año 2000 hasta el 2011 muestran que la atmósfera de la Tierra está permitiendo que se libere más calor al espacio de lo que las Naciones Unidas y otros modelos de computadora ecologistas habían predicho. El estudio indica que va a ocurrir mucho menos calentamiento global en el futuro de lo que han predicho los modelos por computadora de las Naciones Unidas y respalda los estudios anteriores que indicaban que los aumentos en el dióxido de carbono atmosférico atrapaban mucho menos calor de lo que alegaban los ideólogos ambientalistas.

El coautor del estudio, el Dr. Roy Spencer, destacado científico investigador de la Universidad de Alabama en Huntsville y Dirigente del Equipo Científico de EU para el Radiómetro de Escaneo de Microondas Avanzado que vuela con el satélite Aqua de la NASA, reportó que los datos del mundo real del satélite Terra de la NASA contradicen múltiples conjeturas con los que se ha alimentado los modelos de computadora ambientalistas.

Las observaciones satelitales sugieren que se pierde mucha más energía en el espacio durante y después del calentamiento que lo que muestran los modelos climáticos ambientalistas, dijo Spencer en un comunicado de prensa de la Universidad de Alabama del 26 de julio. Existe una enorme discrepancia entre los datos y los pronósticos que es especialmente grande en relación a los océanos.

Además de haber encontrado que queda atrapado mucho menos calor que los que predijeron los modelos de computadora ambientalistas, los datos del satélite de la NASA muestran que la atmósfera empieza a deshacerse del calor mucho antes de lo que predijeron los modelos de computadora de las Naciones Unidas.

Los modelos de computadora ambientalistas asumen que las emisiones humanas de dióxido de carbono causan indirectamente un aumento sustancial de la humedad atmosférica y las nubes cirros (cada una de las cuales atrapa calor), pero los datos reales han mostrado desde hace tiempo que las emisiones de dióxido de carbono no están causando tanta humedad atmosférica y nubes cirros como predijeron esos modelos de computadora ambientalistas.

Los nuevos datos del satélite Terra de la NASA son consistentes con los datos de largo plazo de NOAA y la NASA que indican que no está aumentando la humedad atmosférica ni las nubes cirros como predijeron los modelos de computadora ambientalistas. Los datos del satélite Terra también respaldan los datos recolectados por el satélite ERBS de la NASA que muestra que se ha escapado al espacio mucha más radiación de onda larga (y por lo tanto calor) entre 1985 y 1999 de lo que predijeron los modelos de computadora ambientalistas. Juntos, los datos de los satélites ERBS y Terra de la NASA muestran que durante 25 años y más, las emisiones de dióxido de carbono han atrapado, directa o indirectamente, menos calor que lo que predijeron los modelos de computadora ambientalistas.