800,000 niños africanos podrían morir de hambre; LaRouche dice: ¡Desháganse de Obama, o no podrán hacer nada!

30 de julio de 2011

800,000 niños africanos podrían morir de hambre; LaRouche dice: ¡Desháganse de Obama, o no podrán hacer nada!

29 de Julio de 2011 — Funcionarios de la ONU han advertido que 800,000 niños podrían morir en el Cuerno de África y los trabajadores humanitarios se están apresurando para llevar ayuda a regiones peligrosas y previamente no alcanzadas en la seca y devastada Somalia.

La ONU dijo que transportaría por vía aérea raciones de emergencia en el transcurso de esta semana en un esfuerzo por alcanzar al menos a 175,000 de los 2.2 millones de somalíes que no han recibido ayuda todavía.

Los nuevos esfuerzos para llevar alimentos a los cuatro distritos del sur de Somalia cerca de la frontera con Kenia y Etiopía podrían empezar el jueves, desacelerando el flujo de decenas de miles que han dejado sus casas con la esperanza de encontrar ayuda. Las organizaciones humanitarias, incluyendo al Programa Mundial de Alimentos de la ONU, no han podido entrar a zonas bajo el control de la organización pseudo islamista radical al-Shabad.

Mientras tanto el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, exhortó el jueves a los líderes de Arabia Saudita, Kuwait, y Qatar para que hagan donativos de ayuda al combate de la hambruna que se extiende por el Este de África.

Ban llamó al rey de Arabia Saudita, Abdullah, al emir de Kuwait, sheikh Sabah al-Ahmad Al-Sabah y al primer ministro de Qatar, sheikh Hamad bin Jassem al-Thani para instarlos a que donen fondos para al Cuerno de África, dice una declaración de la ONU. También llamó al ministro de Relaciones Exteriores de los Emiratos Árabes Unidos, sheikh Abdullah bin Zayed al-Nahayan, para pedirle que respondiera al pedido de la ONU para fondos de emergencia, añadió.

Executive Intelligence Review (EIR) señaló que nadie hace ninguna mención del hecho de que la crisis es resultado de: 1)Ningún esfuerzo hecho por los intereses que ahora hablan de la escasez de ayuda alimentaria para desarrollar la economía de los países afectados y 2) La necesidad del control sobre los precios de los alimentos. En vez de eso, ellos justifican la calamidad como una "crisis de la naturaleza", para la cual no hay solución a largo plazo. La única solución que implican es la de corto plazo, la ayuda alimentaria y subyugar a África a una periódica reducción de población a causa de la hambruna. En realidad, hay que sacar a Obama de su cargo y destruir al imperio británico.