Admítanlo: El propósito de las negociaciones de Obama con los 50 estados es darle manga ancha a los banqueros

10 de septiembre de 2011

10 de septiembre de 2011 – Ya lo habías leído aquí antes, y es algo implícito en el hecho de que sacaron al Procurador General de Nueva York, Schneiderman de las negociaciones, pero ahora hasta los conocedores de esas mentadas negociaciones de los bancos de Wall Street con los 50 fiscales generales de los estados, sobre las fechorías hipotecarias de esos bancos —negociaciones que en realidad las están conduciendo Obama y el secretario del Tesoro Tim Geithner— reconocen que el propósito real de esta farsa es absolver a los bancos de todos sus fraudes con valores respaldados por hipotecas. El periodista Shahien Nasiripour informó el pasado miércoles 7 en el diario londinense Financial Times que "lo que los fiscales estatales proponen en realidad es liberar a las compañías de sus responsabilidades legales por sus presuntas prácticas bursátiles ilegales, según cinco personas con conocimiento directo de las discusiones".

Pero los bancos saben que le pueden sacar todavía más al traidor de Obama.

"Los bancos –algunos cuyas acciones se han desplomado en el mercado de valores ante las preocupaciones sobre el grado de exposición frente a las demandas relacionadas con las hipotecas— están presionando por obtener inmunidad de una gama de acusaciones de violaciones civiles y han señalado que la última propuesta 'no va a prender' ".

Richard Nixon solía decir: "Si el Presidente lo hace, es legal". Obama, que ha continuado y aumentado la mayoría de los delitos de Dick Cheney, ciertamente concuerda con esto. Pero él le agregaría además: "Si un banco lo hace, es legal".