Vergüenza nacional: Corte Suprema de Alemania falla a favor de los rescates bancarios

10 de septiembre de 2011

10 de septiembre de 2011 — Por lo menos en papel, la Corte Constitucional de Alemania declaró el pasado miércoles 7 que en el futuro los rescates financieros necesitan la aprobación de la Comisión Presupuestal del Bundestag (parlamento alemán), pero por lo demás le dio el visto bueno a los rescates que ya se han realizado hasta la fecha. Y desechó las dos demandas judiciales que habían presentado los "cinco profesores antieuro" (Hankel, Noelling, Schachtschneider, Starbatty y Spethmann) y el miembro del parlamento Peter Gauweiler (CSU), alegando que los demandantes no aportaron evidencias contundentes sobre sus acusaciones de que la política de rescates violaba derechos constitucionales básicos.

Peor aún: el fallo de la corte establece que todas las medidas de rescate que ya se han tomado se ajustan a la Constitución y a las leyes de la Unión Europea (Tratado de Lisboa), que no se han socavado los derechos genuinos del parlamento, que "aún en el caso en que hubieran ocurrido todos los riesgos respaldados con garantías, todavía se pueden refinanciar las pérdidas con aumento en los impuestos, recortes presupuestales y bonos estatales de largo plazo". Sostiene que los 170 mil millones de euros que Alemania ya ha garantizado en las operaciones de rescate de Grecia y otros, no constituyen una amenaza para la estabilidad financiera y presupuestaria de Alemania, pese a que esos 170 mil millones de euros garantizados representan la mitad del presupuesto para este año fiscal.

La autonomía presupuestal y la soberanía fiscal de Alemania no se han visto afectadas, alega la corte, al interferir precisamente en estos mismos derechos al argumentar escandalosamente a favor de la opinión del gobierno (y el BCE) de que todo está bajo control, que no hay razones para preocuparse ahora y que un rescate permanente no está en la orden del día, que la expansión del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) es de naturaleza "temporal" y va a expirar para mediados del 2013. Y en lo que respecta al papel de la Comisión sobre Presupuesto, la Corte agrega que en casos en los que el gobierno tiene que rescatar de inmediato, el gobierno le avisará de inmediato a la Comisión (no al parlamento, sino solo a la Comisión) sobre el particular. Que es lo que ha ocurrido hasta ahora, sin que se hayan producido consecuencias realmente negativas para el gobierno. Lo cual no significa, naturalmente, que se pueda descartar una futura revuelta de la Comisión, pero hasta ahora, no ha habido ninguna que valga la pena mencionar.

En suma, la Corte falló que "por el momento, no hay motivos para determinar un proceso irreversible con consecuencias para la autonomía presupuestaria del Bundestag de Alemania". Un verdadero desastre, pero totalmente en línea con la locura de los actores financieros del imperio, que este fallo no va a rescatar.