Manifestantes toman por asalto la embajada británica en Teherán

1 de diciembre de 2011

30 de noviembre de 2011 — Después de una concentración que se llevo a cabo frente a la embajada británica en Teherán el 29 de noviembre, para protestar en contra de las políticas hostiles del gobierno británico contra Irán, varios estudiantes iraníes de diversas universidades entraron al complejo de la embajada británica y derribaron su bandera. La agencia noticiosa semioficial iraní Mehr dijo que los manifestantes tomaron como rehenes seis miembros del equipo diplomático británico en el complejo de la embajada en el norte de la ciudad. Posteriormente, el ministro de Relaciones Exteriores de Irán dio a conocer una declaración el martes en la noche, deplorando profundamente el incidente.

Comentando sobre el incidente, Lyndon LaRouche dijo, "es magnífico". Al saber que los manifestantes habían tomado como rehenes a seis personas, dijo: "¿Rehenes británicos? ¿Por qué no? solo espero que no vayan a contraer alguna enfermedad de sus cautivos".

Además de corear "Muerte a Inglaterra" y lanzar por la ventana el retrato de la reina Isabel II, algunos manifestantes portaban retratos del finado físico nuclear iraní Majid Shahriari. El Dr. Shahriari fue asesinado en noviembre pasado con una bomba magnética colocada en su carro por un motociclista. El mismo día, Fereydoon Abbasi, director de la Organización de Energía Atómica de Irán, resultó herido cuando un motociclista detonó una bomba magnética bajo su carro mediante un control remoto. El gobierno iraní sostiene que los ataques con bombas fueron fraguados por los agentes de Gran Bretaña e Israel.

De hecho, desde 2007 han muerto ya sea con bombas, disparos o envenenamiento cuatro diferentes científicos iraníes, aparentemente asociados con el programa de armas nucleares de la nación y un quinto, Abbasi, apenas si sobrevivió al bombazo en su carro. La víctima más reciente, Darioush Rezaeinejad de 35 años, recibió un tiro en la nuca que le dispararon dos gatilleros en una motocicleta afuera del jardín infantil de su hija en Teherán el 25 de julio de 2011. Según un informe no confirmado en una publicación de inteligencia israelita, Rezaeinejad estaba trabajando en un detonador nuclear, e iba a diario a un laboratorio nuclear en el norte de Teherán.