Ministra italiana no pudo contener el llanto cuando anunciaba las reformas que traerán sangre y lágrimas

7 de diciembre de 2011

7 de diciembre de 2011 –- Elsa Fornero, ministra italiana de Bienestar Social del gobierno títere de Mario Monti, no pudo contener el llanto en una conferencia de prensa, en la que comenzó a anunciar los durísimos sacrificios que exigirá su reforma a la ley de jubilación. Fornero iba a anunciar reformas severas que incluyen la eliminación de los ajustes por inflación a las pensiones por encima de 960 euros mensuales. Ella se quebró en el momento en que estaba por decir la palabra "sacrificio", y comenzó a llorar. El primer ministro Monti, con una sonrisa en la cara tuvo que intervenir, y explicó que lo que Forero intentaba decir era "sacrificios", mientras ella hacía lo posible por disculparse.

Además de la eliminación del ajuste por inflación, los trabajadores tendrán que hacer pagos durante un mínimo de 42 años para poder jubilarse con una pensión. Pero independientemente de esa cláusula, la reforma establece que a partir del 2012 la edad mínima para jubilarse será de 66 años para los hombres y 62 años para las mujeres. Y a partir del 2016, se subirá la edad de retiro para las mujeres a 66 años. El sistema promoverá que los trabajadores no se jubilen de manera que reciban una pensión de retiro mucho más alta.

De ahora en adelante, los cheques de todas las jubilaciones, se fijará en base a la cantidad de dinero que se pague a los fondos de pensiones. Esto quiere decir que los más jóvenes, que en promedio realmente comienzan a hacer pagos a sus fondos de pensiones después de los 30 años de edad, para poder recibir un pago completo de su jubilación tendrán que jubilarse ¡después de cumplidos los 70!

El conjunto de recortes presupuestales del gobierno suma un total de 20 mil millones de euros. Esto es, además de los recortes que había aprobado ya el gobierno de Berlusconi, lleva el total de los recortes del paquete de austeridad aprobado este año a 151 mil millones de euros. Otras medidas adicionales incluyen un impuesto a los hogares, la eliminación de los gobiernos provinciales, un aumento del IVA (Impuesto al Valor Agregado), y un impuesto moderado a los capitales protegidos por la excepción de impuestos dado en el gobierno anterior. Las supuestas medidas de "crecimiento" incluyen la reducción de los impuestos a algunas categorías de negocios y medidas de desregulación

Monti presentó su programa como "el proyecto de ley para salvar a Italia y al euro".