El Gorbachov de Londres continúa su ofensiva contra Putin y Medvédev

14 de diciembre de 2011

13 de diciembre de 2011 — Mikhail Gorbachov está aprovechando la oportunidad de que este mes se conmemora el 20 aniversario de la desintegración oficial de la Unión Soviética, para intensificar sus ataques en contra del Primer Ministro y candidato presidencial Vladimir Putin, así como también en contra del actual Presidente de Rusia, Dmitri Medvédev. Ya el 7 de diciembre Gorbachov había exigido que se convocara a nuevas elecciones parlamentarias porque supuestamente hubo fraude. Hoy, en una de sus nuevas entrevistas por el 20 aniversario, en la estación de radio neoliberal Echo de Moscú, Gorbachov "atacó violentamente a las autoridades actuales", según el informe preliminar, "denunciándolas por no permitir a la población rusa que elija libremente".

En su calidad de jefe del Partido Comunista y después Presidente durante la década de los 1980, Gorbachov fue lo que Lyndon LaRouche calificó del "primer secretario general en ser mimado públicamente por la reina de Inglaterra" (a la que visitó en Londres en 1984, pocos meses antes de apoderarse de la más alta investidura en la URSS). Siguiéndole los pasos a Yuri Andropov, el dirigente soviético que salió de las secciones más infestadas por la inteligencia británica del establecimiento soviético, y quien había reaccionado furioso ante la propuesta del presidente estadounidense Ronald Reagan de que se adoptara el programa de la Iniciativa de Defensa Estratégico de LaRouche en 1983, Gorbachov actuó a nombre de los intereses británicos durante toda su propia guerra en contra de la IDE y en contra de LaRouche personalmente.

Al mismo tiempo, Gorbachov abrió las puertas para que los británicos se apoderasen de la política económica rusa, primero a través de su política de perestroika y la adopción del análisis de sistemas de la Universidad de Cambridge, y después –-cuando se acabó la URSS— cuando los mentados "jóvenes reformadores" se apoderaron por completo del gobierno ruso, el grupo de jóvenes que habían sido entrenados por Londres durante el período de Gorbachov.

En estas dos últimas décadas, Gorbachov le ha agregado más tareas y proyectos a su expediente de agente británico, desde su organización ambientalista 'Cruz Verde' hasta sus proyectos políticos dentro de Rusia de los últimos tres años. Entre estos se incluye los ataques en el periódico Novaya Gazeta de la cual Gorbachov es copropietario, en contra de Putin y sus aliados, en especial en contra del director de los Ferrocarriles Rusos, Vladimir Yakunin y el encargado del Lejano Oriente, Victor Ishayev por promover el desarrollo ferroviario. Varios de los personajes más prominentes en el lanzamiento de las manifestaciones masivas en contra del partido Rusia Unida de Putin y Medvédev, entre ellos Boris Nemtsov del movimiento Solidaridad y el Partido Libertad Popular, han sido colaboradores directos de Gorbachov en sus proyectos políticos.

En junio de 2010, el profesor Igor Panarin de la Academia Diplomática del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia puso el tema de Gorbachov sobre la mesa en su exacta perspectiva. Al ser entrevistado por Izvestia, Panarin acusó a Gorbachov así como también a Nikita Khrushchov en los 1950, de haber llegado al poder gracias a la inteligencia británica. Panarin dijo que debería de condenarse a Gorbachov, "pero tiene que hacerse en un tribunal público con el fin de que se entienda cómo es que esta persona pudo haber llevado a cabo esas políticas tan en contra del Estado, dañando a su país nativo, país en el que había nacido y en el que creció". LaRouche observó en ese entonces que si las instituciones rusas seguían adelante con ese tribunal, esto "sacudiría los pilares del control británico" sobre aspectos claves de la política rusa. En ese mismo período, la parte de la conferencia por Internet de LaRouche "Idus de Marzo" de marzo del 2010, en donde habló sobre el carácter de agentes británicos de Andropov y Gorbachov, se convirtió en un asunto muy candente en Internet que fue visitado por decenas de miles de personas.