Barak vino a Washington a promover su expediente para la guerra

22 de diciembre de 2011

22 de diciembre de 2011 — Según fuentes de inteligencia estadounidenses muy bien colocadas, el ministro de Defensa israelí Ehud ("Tony Blair") Barak, durante su visita a Washington la semana pasada le presentó a los funcionarios estadounidenses con los que se reunió los "nuevos" hallazgos que ha hecho la inteligencia israelí, según los cuales Irán tiene ahora otro sitio secreto donde trabaja con armas nucleares, y por ende, el plazo para lanzar la guerra se ha adelantado. Sin embargo, según la fuente Barak no aportó ningún detalle de los dizque nuevos "hallazgos", y no dio ninguna señal de que Israel vaya a compartir esa nueva "inteligencia" con sus contrapartes en Estados Unidos.

En tanto que Obama, bajo órdenes de los británicos, ha llevado a Estados Unidos más cerca de la "línea roja" israelí respecto a un ataque preventivo contra Irán, todavía hay una divergencia de opinión entre el gobierno israelí —por un lado— y el Pentágono, el Departamento de Estado y la CIA —por el otro— sobre el momento oportuno para un ataque. Según la fuente, Estados Unidos espera abrir nuevas negociaciones con Irán luego de que se lleven a cabo las elecciones al majlis de Irán (la asamblea legislativa islámica, o parlamento iraní) el próximo marzo de 2012, para que se resuelva la lucha faccional interna dentro del liderato iraní. Israel, por su parte, insiste en que el momento para la guerra ya pasó. El peligro, según destaca la fuente, es que Nerobama "pierda la paciencia" y le de su respaldo a un ataque israelí.

Dentro del mismo Israel hay una encarnizada lucha faccional en este momento en contra de los planes de guerra de Bibi Netanyahu y Barak, de acuerdo a una fuente israelí radicada en Nueva York y que recién regreso de Tel Aviv. La fuente recalcó que por lo pronto, Netanyahu no cuenta con la mayoría de su gabinete para lanzar un ataque, y si intentase dar la orden para un ataque contra Irán, sin el respaldo de la mayoría del gabinete, existe la posibilidad real de que las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) demoren su respuesta y lleven el asunto al Knesset (el parlamento israelí) para su consideración de emergencia. Aunque no hay procedimientos formales para tal caso, según la fuente, el primer ministro no tiene tanto poder y sin el respaldo pleno del gabinete de seguridad no tiene autoridad absoluta para ordenar de modo unilateral a las FDI que lancen una guerra. La fuente señaló que, por primera vez, hay maniobras serias tras bambalinas para derrocar a Netanyahu.

Lyndon LaRouche advirtió no obstante que el verdadero peligro de guerra viene estrictamente de los británicos, y que tienen la capacidad para entrampar la resistencia interna tanto en Estados Unidos como en Israel. Es por esto que él ha insistido en que la única opción duradera para evitar la guerra es destituir al Presidente Obama mediante el enjuiciamiento o invocando la Sección 4 de la 25ava Enmienda, para quitarle a los británicos el dedo del gatillo estadounidense. Porque no ha desaparecido ninguna de las condiciones que lleva a los británicos a iniciar una guerra global de Armagedón –-como es la desintegración de su sistema monetarista y su misión de reducir la población mundial— y mientras los títeres británicos Obama y Netanyahu sigan en sus cargos, el peligro de guerra es inmenso.