Ex jefe del Shin Bet de Israel propone abrir un canal de comunicación con Irán

24 de diciembre de 2011

23 de diciembre de 2011 -- Cada vez mas miembros de las instituciones de seguridad de Israel se están pronunciando en contra de un ataque militar contra Irán en este momento, mientras que al mismo tiempo --de acuerdo a fuentes de inteligencia de Israel-- el primer ministro Benjamin Natanyahu y su ministro de la defensa Ehud Barak ejercen una tremenda presión sobre personalidades de la seguridad israelí, como el ex jefe de la Mossad, Meir Dagan, quien ha levantado su voz en contra del demente empuje hacia la guerra de Natanyahu y Barak.

El pasado martes 20, el ex jefe del Shin Bet (Servicio de Seguridad General de Israel), Yaakov Perry, habló en un foro sobre Irán en la Colegio Académico de Natanya del Centro S. Daniel Abraham para el Dialogo Estratégico, junto con el ex jefe de la Mossad, Meir Dagan. Perry propuso que Israel abra algunas líneas de comunicación con Irán. Perry reclamo que ni EU ni Israel tienen un canal de comunicación con Teherán, una falta que puede aumentar el riesgo de un error de calculó estratégico.

Otro participante en el foro fue el General (r) Uzi Dayan, sobrino del fallecido general Moshe Dayan, quien también ha advertido el peligro de un ataque de Israel en contra de Irán. Dayan, quien fuera jefe de la inteligencia militar de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) y asesor de seguridad nacional del ex primer ministro Ariel Sharon, dijo a los asistentes al foro que mientras que Israel debe preparar una opción militar, esta solo debe ser llevada a cabo como ultimo recurso. El, junto con otros ponentes, incluyendo al general (r) Amir Nachumi --quien fue uno de los pilotos que bombardeo el reactor nuclear iraquí en 1982-- piensan que este no es el momento de un ataque de Israel contra Irán.

Según algunos de los participantes en el foro, el punto que más se discutió es que en Israel no hay un proceso de decisión formal dentro del cual una decisión de tanta importancia como la de lanzar una ataque contra Irán, una ataque que puede conducir a una guerra mas amplia para Israel, se pueda hacer a través de una deliberación cuidadosa. Bajo la actual situación, Natanyahu y Barak tienen el derecho de tomar tal decisión por ellos mismos, sin consultar al gabinete o al gobierno. Mientras que los militares podrían ser responsables de llevar a cabo tal operación, formalmente no tiene voz en esa decisión. El consenso entre los participantes en la conferencia fue que ese estado de cosas es peligroso para la seguridad de Israel.