Avanza la cooperación sino-rusa en Siberia con un acuerdo energético

4 de enero de 2012

3 de enero de 2012 — Una línea de transmisión eléctrica de 750 MW, llamado por los rusos "el proyecto trans Amur", empezó una semana de pruebas justo antes del Año Nuevo. La capacidad de la línea de transmisión significa que se podría hacer cargo de tres cuartas partes de la producción de una planta de energía nuclear promedio de las actuales. El proyecto es uno de los que se acordaron en el otoño del 2009, cuando Putin visitó China y el presidente Medvédev firmó junto con el presidente Hu un paquete que comprometía a los dos países en más de 200 proyectos conjuntos.

La Corporación de Interconexión Estatal de China (CIEC), el mayor abastecedor de energía de China, dijo que el proyecto de transmisión eléctrica transfronterizo, localizado al noreste de la provincia de Heilongjiang, es la línea eléctrica transfronteriza más grande de China. "Llevar este proyecto a cabo le aportará experiencia para la expansión de la cooperación energético sino-rusa, y ayudará a promover el desarrollo económico de ambos países" dijo un boletín de SGCC.

El viceministro de Energía de Rusia, Andrei Shishkin dijo en junio del 2011 que el proyecto de transmisión incrementaría el abasto de energía de Rusia a China de 5 a 6 mil millones de KWh de electricidad para el 2020. Se construirán las plantas eléctricas a lo largo de la frontera con China para reducir las pérdidas en las transmisiones eléctricas y reducir los costos de transporte.

También el 1 de enero se cumplió el primer año de operación del oleoducto de 1,000 km. que vincula el Lejano Este de Rusia con el Noreste de China, habiendo transportado 15 millones de toneladas de petróleo en el 2011.