De la plancha de candidatos: Por qué no podemos esperar

9 de enero de 2012

Volante para ser impreso por ambos lados, en formato PDF

5 de enero de 2012 — La planilla de candidatos demócratas larouchistas emitió la siguiente declaración para distribuirla en forma de volante masivo.

"Todos estuvimos involucrados en la muerte de John Kennedy. Toleramos el odio; toleramos el estímulo enfermizo de la violencia en todos los ámbitos de la sociedad; y toleramos la aplicación diferenciada de la ley, que decía que la vida del hombre era sagrada solo si estábamos de acuerdo con sus puntos de vista".

— Martin Luther King, Jr, Por qué no podemos esperar (1963)

La crisis que hoy enfrentan Estados Unidos y el mundo no se va a resolver con una elección dentro de 10 meses, de candidatos que ni siquiera están calificados para capturar perros callejeros. Nuestra única oportunidad para rescatar a este país es sacar a Obama ya, mediante un enjuiciamiento político, y la 25ava Enmienda, Sección 4, de nuestra Constitución. ¿Cómo puede contar tu voto, cuando las elecciones fueron canceladas por los republicanos y los demócratas del Congreso, que acaban de votar para hacer de Obama un dictador? Obama exigió la eliminación del habeas corpus, a través de la detención ilegal y el asesinato de ciudadanos estadounidenses, en la Ley de Asignaciones para la Defensa Nacional (NDAA, por sus siglas en inglés), a fin de suprimir cualquier oposición a su propósito de desatar una guerra termonuclear. Por eso no podemos esperar. Movilízate ahora para sacar al demente Presidente Obama de su cargo ya, e impulsar la única opción política para sobrevivir, la cual fue presentada por el economista Lyndon LaRouche y que promueve como programa nacional nuestra plancha de candidatos nacionales de los Candidatos LaRouchistas.

Hemos llegado al final del sistema. Este es el final de una batalla de varias décadas para destruir a Estados Unidos bajo políticas económicas imperiales, el programa de globalización y libre comercio. Es el sistema de la era después de John F. Kennedy. Todo el sistema bancario trasatlántico está acabado. Está en bancarrota. El imperio británico está desatado para mantener a flote su sistema imperialista de monetarismo, recurriendo a la reducción de la población mundial y utilizando a su títere demente de la Casa Blanca, Obama, para desatar una Tercera Guerra Mundial termonuclear, y llevar a Estados Unidos al fascismo. Hacia allá nos dirigimos si no se destituye a Obama ya. ¡No puedes sacar a Hitler con tu voto! ¡Tienes que botarlo!

Como dijera el economista Lyndon LaRouche en su alocución del 31 de diciembre, "Saquen a Obama y evitaremos la guerra. Si Estados Unidos no es un factor en la guerra, entonces los británicos y otros no pueden llevarla a cabo, sino como un acto suicida. Sin el control del armamento termonuclear y similar de Estados Unidos sería imposible llevar a cabo esto. Sacar a Obama de la Presidencia mediante la 25ava Enmienda significa que tenemos una opción para la supervivencia de Estados Unidos y de su gente ahí".

Imagínate esto: si Obama fuese enviado de inmediato a un retiro temprano, este país tendría la oportunidad de aglutinar al liderazgo de ambos partidos, tanto el Republicano como el Demócrata, y unir a toda la nación con el tipo de acciones de emergencia que sabemos que funcionarían y que este Presidente las sabotea actualmente. Con Obama fuera, nos movilizaríamos en forma urgente para reestablecer la ley Glass-Steagall de Franklin Delano Roosevelt. Una vez que esto se haya hecho, se acabó el reinado de los bancos de Wall Street y de Londres, junto con sus deudas de casino y los rescates financieros que corrompieron tan profundamente a nuestro sistema bancario. Sin embargo, una vez que esto se logre, no habrá suficiente dinero viable en circulación para satisfacer con las necesidades del pueblo estadounidense, lo que quiere decir que tendremos que retornar de inmediato a la GRAN era del Proyecto Apolo, de los proyectos de infraestructura como el NAWAPA, como la vía para llevar billones de dólares en crédito dados por el gobierno federal para poner a funcionar la economía física de Estados Unidos. Solo proyectos de este tamaño serán lo suficientemente grandes como para comenzar a absorber el desgaste físico y la pérdida de empleos calificados que hoy está quebrando la columna vertebral de Estados Unidos. Ya Rusia y China se están moviendo en la dirección de la colonización del espacio y el desarrollo del Ártico. Más ellos tendrán éxito solo con el liderazgo y la iniciativa de la creatividad de un inspirado socio estadounidense. Ya lo hicimos antes, y podemos hacerlo de nuevo. Trabaja con nosotros mientras hacemos esto una realidad.