Rusia identifica que el gobierno de Obama adoptó la estrategia de "ataque global preventivo" de Cheney

10 de enero de 2012

9 de enero de 2012 — Un artículo de dos connotados analistas de asuntos militares rusos aparecido en el suplemento militar de Nezavisimaya Gazeta, la Nezavisimoye Voyennoye Obozreniye (Revista Militar Independiente) del 23 de diciembre, contiene un análisis incisivo de la política militar del gobierno de Obama, donde destacan que continúa con la misma política de guerra preventiva de Cheney-Bush, incluso antes de que el Obama diera a conocer su nueva Revisión Estratégica de Defensa el pasado 5 de enero. Aunque no identifica los antecedentes británicos como autores de esa política, el análisis preciso del extenso artículo destaca el entendimiento que tienen en las altas esferas rusas de la confrontación global que está preparando el gobierno de Obama controlado por los británicos.

El artículo hace una crónica de la estrategia nuclear del gobierno de George W. Bush y documenta que el gobierno de Obama no solo no se apartado de ella, sino que la está actuando en base a ella. El papel de la defensa antimisiles se identifica de la siguiente manera: "Un sistema de defensa antimisiles estratificada global de EU es parte integral de una nueva triada: Defensa Antimisiles, Armas de Precisión, Armas Nucleares, que integran en un solo sistema puntos ofensivos nucleares y convencionales, defensa activa y pasiva y una infraestructura flexible que sostiene su rápido crecimiento". En realidad, argumentan los autores, en esta tríada, la defensa antimisiles es el "factor determinante en el juego planeado por Washington para la arena geopolítica actual del mundo del siglo 21".

La prosecución de este plan significa que Obama sigue adelante con el desarrollo del concepto de "ataque global preventivo" (PGS por siglas en inglés). Esta es la base del concepto de ataque preventivo de Bush (léase Cheney), y solo requiere la decisión del Presidente de EU para ordenar un ataque.

Después de especificar en detalle cómo sigue adelante Obama con este concepto, incluyendo las instalaciones de defensa antimisiles en Europa a lo largo del perímetro ruso, los autores señalan la posibilidad de primer golpe de EU.:

"En la concepción del comando estratégico de Estados Unidos de América, los componentes de la nueva triada estratégica 'Defensa Antimisiles-Armas de Precisión- Armas Nucleares' van a convertirse en las fuerzas de 'ataques globales'. PGS proporciona las herramientas para llevar a cabo un nuevo potencial de contraofensiva que le aseguraría a Estados Unidos la capacidad de montar un ataque preventivo para desarmar en contra de las Fuerzas Nucleares Estratégicas d la Federación Rusa sin desatar consecuencias ambientales irreversibles".

Básicamente los autores hacen un llamado para mejorar las capacidades de represalia rusas bao la doctrina de Destrucción Mutua Asegurada (MAD por siglas en inglés) para disuadir dicho ataque. Una solución real, por supuesto, está en rechazar las reglas de juego del imperio, sacando a Obama y seguir adelante con las propuestas para una Iniciativa de Defensa Espacial —basada en la Iniciativa de Defensa Estratégica original—que están de nuevo sobre el tapete.