Reunión de los ministros de Relaciones Exteriores árabes sobre la misión en Siria

10 de enero de 2012

10 de enero de 2012 — Según las crónicas de prensa, la reunión de algunos de los cancilleres de la Liga Árabe que se realizó el lunes 9, no va a abandonar la misión de observadores en Siria, a pesar de las presiones de los estados del Golfo Pérsico para que cancelen este esfuerzo y vuelvan de inmediato a promover nuevas sanciones de la ONU y una posible intervención militar extranjera. De hecho, este fin de semana llegaron a Siria varios observadores adicionales de Jordania y el total de la delegación de observadores pronto llegará a los 150.

Bajo presión de Qatar, que preside actualmente la Liga Árabe, se han estado llevando a cabo pláticas con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, sobre la posibilidad de que personal de la ONU apoye al equipo de observadores con su conocimiento especializado. Pero hasta ahora, parece que va a continuar la misión de observación en el marco de la Liga Árabe y que el gobierno sirio, a pesar de la andanada de propaganda, está accediendo por lo menos parcialmente a los acuerdos. Ya han sido liberados de la prisión varios miles de prisioneros políticos y se sacaron de las calles a las fuerzas militares en varias de las poblaciones en donde sucedieron los peores actos de violencia.

El sábado, estalló en Damasco un bombazo suicida, matando a por lo menos 24 personas, en lo que es el último incidente de terrorismo antigubernamental. Hoy, un grupo grande de manifestantes a favor del gobierno tomaron parte en los funerales de varios policías sirios que fueron asesinados por el bombazo suicida.

En entrevista exclusiva hoy con el diario británico The Observer, el general Mohammed al-Dabi, el dirigente sudanés de la misión de observación de la Liga Árabe, dijo que sus esfuerzos "apenas empiezan" y que el anticipaba que la misión de observación se iba a prolongar por un largo tiempo. Citó el hecho de que la misión de observación de la Unión Africana a Darfur empezó en el 2004 y todavía continua. Dijo que le iba a decir a los Ministros de Relaciones Exteriores de la Liga Árabe que había recibido el suficiente apoyo del gobierno sirio como para justificar la continuación de su misión.

En otro acontecimiento irónico, el Secretario general de la Liga Árabe, general Nabil Elaraby se reunió el sábado con el dirigente de Hamas, Khaled Meshal, y le pidió que fuera portador de un mensaje al Presidente Assad, instándolo a tener una mayor cooperación con la misión de observación. Según el periódico Alakhbar, Meshal jugó un papel clave, junto con el gobierno ruso, para persuadir a Assad a que permitiera la presencia de observadores de la Liga Árabe en el país.

Según una fuente de inteligencia de alto nivel de EU, la política europea y de Estados Unidos hasta el momento, es seguir proporcionando apoyo a la oposición armada, en la forma de suministro de armas, entrenamiento y apoyo logístico y de comunicaciones, pero no hay planes de corto plazo para un intervención militar extranjera más directa, como sería una zona de espacio aéreo restringido o los llamados "corredores humanitarios". La fuente confirmó que hay ahora divisiones profundas dentro de la misma Liga Árabe, y no existe consenso para que se produzca una invasión militar extranjera al estilo Libia. La fuente estadounidense recalcó que existe una oportunidad inmediata de que haya un acuerdo que garantizaría la continuación del gobierno de Assad, el fin de las sanciones y terminar con el apoyo militar al Ejército Siria Libre y otras operaciones militares desde el extranjero.