Presidente Wen: hagamos estallar las burbujas a favor de la inversión real

10 de enero de 2012

10 de enero de 2012 — Acaba de concluir en Beijín este domingo la Conferencia Gubernamental de Trabajo sobre Finanzas de dos días de deliberaciones sobre la situación financiera actual que enfrenta la nación. La última conferencia de este tipo se realizó hace cinco años y hubo diversos tópicos que se debatieron en relación a la crisis económica actual.

El Premier Wen Jiabao habló el último día de la conferencia, resumiendo la orientación general del gobierno chino. La esencia de sus comentarios se resumen mejor en la cobertura del discurso en la versión en inglés de la agencia oficial Xinhua, "Hagamos estallar las burbujas a favor de la inversión real". El premier chino le aseguró al público asistente que la posición financiera del país es fuerte, y planteó las bases para cualquier reforma financiera: "La estructura financiera tiene que servir a las necesidad básicas de la economía real".

"En especial debemos notar que la crisis financiera global no ha terminado. Debemos estar más conscientes de los riesgos y responsabilidades con el fin de llevar a nuevos niveles el trabajo financiero" dijo Wen. Una y otra vez, reiteró la necesidad de "repudiar el riesgo". Esto incluye cautela sobre la entrada y salida de flujos de fondos internacionales, vigilar el sistema bancario así como también el sistema de seguros. También expresó su preocupación por el continuo peligro de inflación.

En particular, expresó preocupación por las crecientes obligaciones de los gobiernos provinciales y municipales. Aunque buena parte de esta deuda acumulada se debe a las inversiones en infraestructura, los valores de algunas de estas "inversiones", en particular, en vivienda, han estado sometidas a una fuerte especulación. Wen hizo un llamado para mantener una supervisión estrecha de la situación de la deuda de los gobiernos locales con el fin de evitar problemas que pudieran afectar su capacidad de funcionamiento. Wen también expresó su preocupación, como lo ha hecho recientemente, por la situación en el campo, en particular, por las dificultades de los agricultores y las entidades rurales de obtener los créditos necesarios.

La conferencia también discutió diversos tópicos importantes en relación al manejo de riesgos, reposición del capital bancario, manejo de activos de las empresas propiedad del estado, riesgos en el mercado hipotecario, y temas relacionados con la posibilidad de que surjan instituciones "demasiado grandes para quebrar". Aunque ya existen agencias reguladoras en la banca, la bolsa y los seguros, también existe una propuesta para crear una agencia gubernamental que fungiría como una institución supervisora de activos financieros. Sin embargo, esta propuesta podría toparse con cierta resistencia de ciertos círculos, según algunos analistas chinos.