China responde a la política de guerra imperial de Obama

11 de enero de 2012

11 de enero de 2012 — China emitió su primera respuesta oficial conocida, al anuncio que hizo la semana pasada el Presidente Obama sobre la nueva estrategia militar de Estados Unidos, que en gran medida apunta contra China. El Ministros de Relaciones Exteriores de China, Liu Weimin, atacó esta política al decir que las acusaciones hechas por Estados Unidos sobre la falta de franqueza de Beijin sobre su política militar eran "infundadas y no dignas de confianza". El gobierno chino dijo que estaba comprometido al desarrollo pacífico y a una política "defensiva". Destacó que "la intensión estratégica de China es clara, abierta y transparente".

Liu Weimin le dijo a los periodistas en una rueda: "La modernización de nuestra defensa nacional sirve a los requerimientos objetivos de la seguridad nacional y el desarrollo, y además juega un papel importante para mantener la paz y la estabilidad de la región. No significará ninguna amenaza a nación alguna". Con relación al anunció de la nueva política militar estadounidense, señaló: "Las acusaciones contra China en ese documento son infundadas y no son dignas de confianza". Reiteró que asegurar la paz, la estabilidad y la prosperidad en la región es del interés común de todas las naciones de Asia y el Pacífico, "y esperamos que, a este fin, Estados Unidos jugará un papel más constructivo".