China tiene que cooperar con Rusia para evitar una guerra en Irán

11 de enero de 2012

12 de enero de 2012 — El diario Global Times de China —que está asociado con el Periódico del Pueblo y el partido gobernante, y más orientado hacia el exterior— tiene un editorial de primera página titulado "Ayudemos a Irán a evitar una tormenta en ciernes", advierte que "la posición de China frente a una posible guerra en Irán es difícil" y "China necesita actuar en concordancia con los intereses [de Rusia] en relación a Irán".

El editorial dice:

"El Pentágono amenaza con responder a los intentos de Irán por desarrollar armas nucleares y bloquear el Estrecho de Hormuz el domingo. Obviamente Estados Unidos está considerando, como último recurso, usar la fuerza en contra de Irán".

"La posición de China frente a una posible guerra en Irán es difícil. Tiene enormes intereses petroleros ahí e Irán es de importancia vital para aliviar su presión estratégica. Pero China no puede aliarse sola con Irán en oposición a EU. Por lo tanto, CHINA TIENE QUE HACER ESFUERZOS POR EVITAR UNA GUERRA EN CONTRA DE IRAN".

"Algunos sostienen que Rusia debe bloquear a EU dado que ellos tienen más intereses en Irán que China. Esas son puras ilusiones".

"Para China el valor estratégico de Irán se está volviendo cada vez mayor que lo que lo es para Rusia, ya sea desde la perspectiva de la demanda de petróleo como de su importancia geopolítica".

"No debemos esperar que Rusia actúe como un escudo para China. China necesita actuar de acuerdo con sus intereses en Irán. Debe coordinarse con Rusia y los dos deben apoyarse mutuamente en esta materia".

"China ha dejado en claro que se opone a más sanciones en contra de Irán. A pesar de la presión de EU y de países europeos, China debe continuar su comercio con Irán".

"Si bien algunas compañías chinas han reducido sus inversiones en Irán debido a sus temores a las sanciones de EU, esa no tiene que ser la actitud de China. Por el contrario, si EU sanciona a compañías chinas debido a su comercio legal con Irán, China debe tomar medidas en contra".

"Ante la ausencia de evidencia concluyente de que Irán está desarrollando armas nucleares, China debe suministrar ayuda diplomática a Irán, manteniendo visitas oficiales de alto nivel y oponiéndose a cualquier tratamiento prejuiciado del país".

"EU no está listos para una guerra en contra de Irán, todavía" [señala el editorial, lo cual refleja un mal entendimiento de la situación, ya que el empuje hacia la guerra viene de Londres, no tanto de Washington, en donde opera un mero títere de la monarquía británica]

"Oponerse a EU sobre Irán no llevará necesariamente a una confrontación entre EU y China", concluye el editorial.